2012

Rod Stewart y la cocaína anal

Si no quieres tener la nariz como escopeta cuando te das una buena línea, prueba el método de Rod Stewart.

Rod Stewart saca una autobiografía llamada ‘Rod: The Autobiography’, de la que la prestigiosa revista Spin ha extraído unas delicatessens que hablan de moldes de penes de estrellas, de dónde viene la leyenda urbana de que su estómago llegó a estar lleno de semen (de su ex agente), etcétera.

El titular favorito, de momento, de la prensa internacional es el que habla de su adicción a las drogas. Se cuenta que por miedo a dañarse las fosas nasales por el consumo de cocaína, se las arreglaba de la siguiente manera. “Empezamos a comprar cápsulas para el resfriado en la farmacia, separábamos dos partes de las cápsulas, cambiábamos su contenido por un pellizco de cocaína, y luego las tomábamos analmente, donde por supuesto, como el cuerpo humano es una cosa maravillosa, se disolvían sin esfuerzo y pasaban a nuestro sistema”. Todo tan delicioso como “no intente esto en su casa”.
Vía: jenesaispop.com

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de Tu padre

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
133 Comentarios en “Rod Stewart y la cocaína anal”