2012

Consumismo programado

¿Eres más feliz por haber comprado un celular de última generación? ¿O ahora, sólo estás pensando cómo será y cuándo saldrá una nueva versión?

Actualmente, no sólo se habla de obsolescencia programada sino de obsolescencia percibida. Es decir, ya no es necesario que los productos se descompongan pronto: sólo hay que lograr que los clientes se cansen pronto de ellos.

Ahora, la obsolescencia se refiere no sólo al aspecto tecnológico, sino también a la presentación del producto. El bombardeo de información sobre “la última tecnología” genera expectativas. Es lo que pasó con el Blackberry y con el iPhone 4: la gente hizo cola para ser el primer ser humano que tuviera uno.
La mercadotecnia es una forma de motivar la compra aunque uno sepa que después va a estar ese mismo producto más barato, Se busca que la persona diga: “Yo lo tuve antes que los demás”.

Lo peor de todo es que en países como México, buena parte de los consumidores no tiene otra más que comprar en abonos. Así, a veces el producto que adquieren se vuelve obsoleto antes de que la deuda se salde.

Lo que estás haciendo es obligar a una parte importante de la población, sobre todo de estratos medios bajos, a pasar prácticamente toda su vida pagando una renta a una tienda de abonos semanales para poder mantener un producto que se va a agotar al cabo de dos o tres años”, comenta. “Es como si, en una lógica casi feudal, como siervo, tuvieras que estar pagando un tributo al señor Elektra, o al señor El Gallo, o al señor Coppel, o al señor lo que sea, para poder disponer de una televisión.

“La publicidad nos tiene persiguiendo autos y ropas, trabajando en trabajos que odiamos para comprar cosas que no necesitamos”. -El Club de la Pelea.


Liga Directa: http://youtu.be/iob5r7GoEeE

Texto completo: http://www.magis.iteso.mx/content/el-arte-de-esclavizar-al-cliente

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
304 Comentarios en “Consumismo programado”