2012

Ecocidio en Durango

La corrupción extrema, la impunidad, la represión, el desaseo en el quehacer público y las violaciones de las leyes para satisfacción propia y del mejor postor son los sellos característicos que han acompañado a las dos últimas administraciones priístas municipales de la ciudad de Durango, así como a sus gobiernos estatales.

Y fue precisamente durante el trienio en el que el actual gobernador, Jorge Herrera Caldera, fungió como presidente municipal de Durango, de 2007 a 2010, cuando comenzó a perpetrarse un ecocidio en plena capital de esta entidad norteña.

“Fue a comienzos de 2010, medio año antes de que le otorgaran de manera irregular el cambio de uso de suelo, cuando la empresa denominada Ingeniería FAALCO, cuyo representante legal o prestanombre es el Ing. Eduardo Favela Alvarado, comenzó a deforestar y rebanar 15 mil 581 metros cuadrados del predio ubicado en el Camino de la Cascada, en la falda sur del Cerro de los Remedios para iniciar la construcción del complejo residencial de lujo llamado Balcones Los Remedios, que comprendería supuestamente 119 viviendas”, denuncia uno de los vecinos del fraccionamiento residencial Los Remedios.

Y a partir de ese momento comenzó a funcionar la maquinaria corrupta de los gobiernos municipales y estatales priístas en un entramado de complicidades nada difícil de descifrar.

El 19 de mayo de 2010, la Dirección Municipal de Desarrollo Urbano y Obras Públicas de Durango emite el dictamen de “Compatibilidad Urbanística” a favor del Ing. Eduardo Favela Alvarado y el 28 de junio el Instituto de Desarrollo Urbano del estado, a cargo del Arq. Humberto Raúl Rosales Badillo, aprueba dicho dictamen. El Arq. Humberto Rosales Badillo es hermano del Lic. Hugo Rosales Badillo, que ocupara el cargo de secretario general de gobierno en los primeros meses de la administración del actual gobernador Jorge Herrera Caldera.

Sobre la marcha, el 2 de junio de ese mismo año 2010, el Ing. Favela Alvarado, representante de Ingeniería FAALCO, solicita al ayuntamiento de la ciudad de Durango el cambio de uso de suelo del gigantesco predio de densidad H1 y H2 (densidad habitacional muy baja) a H4 y H5 (progresiva, densidad alta, e interés social horizontal, densidad muy alta), cambio que le es concedido el 18 de junio de 2010 por las autoridades del Ayuntamiento de Durango en acuerdo firmado por el Profr. Jaime Fernández Saracho, en ese momento secretario municipal y del ayuntamiento, y actual secretario general de gobierno en la administración de Jorge Herrera Caldera. Así, en menos de 15 días hábiles, el ayuntamiento de Durango, a través del Profr. Jaime Fernández Saracho, otorgó el cambio de uso de suelo al Ing. Favela Alvarado cuando a un ciudadano común le lleva meses realizar este trámite.

Según el Programa de Desarrollo Urbano de la ciudad de Durango, que tiene vigencia hasta el año 2020, el fraccionamiento del Cerro de los Remedios está catalogado en la clave H1, y en las claves H4 y H5 solamente autoriza la construcción de viviendas de 125 a 220 metros cuadrados, de uno y dos niveles.

“El 29 de octubre de 2010, ya en la nueva administración municipal que encabeza el actual alcalde Adán Soria Ramírez, el ayuntamiento concedió el permiso de urbanización y construcción del fraccionamiento Balcones Los Remedios, solo que en ese momento los 26 lotes que comprendían los 15 mil 581 metros cuadrados iniciales ya habían aumentado a 58 lotes con una extensión de 21 mil 590.14 metros cuadrados. ¿De dónde salió el resto de los terrenos? ¿a quién o a quiénes pertenecen? Ahora, de dos manzanas señaladas en el proyecto inicial, ya son cuatro”, denuncian los vecinos indignados.

Y, según documentos de Aguas del Municipio de Durango, fechados el 4 de abril de 2010, esta institución autoriza el servicio de agua potable y alcantarillado a favor del Ing. Favela Alvarado para “75 viviendas adicionales a las 134 autorizadas en oficio DG/ST/248/09”.

“Ahora ya no son 119 departamentos, como en un principio nos habían informado las autoridades municipales y como lo quiere hacer creer la empresa Ingeniería FAALCO en su página de internet balconeslosremedios.com, sino más de 200”, apunta uno de los vecinos que ha protestado enérgicamente en contra de la construcción de este proyecto que va más allá de lo que se hubieran imaginado ya que, según datos de fuentes fidedignas, la empresa Ingeniería FAALCO pretende construir una torre de 15 niveles, una torre de 13 niveles, tres torres de 12 niveles, tres torres de 11 niveles, una torre de 10 niveles y tres torres de 4 niveles con oficinas, casa club, gimnasio, bodegas, salón de eventos y sala de usos múltiples, entre otros muchos servicios integrales solo equiparables a los hoteles de Gran Turismo, por lo que el proyecto Balcones Los Remedios podría ascender a más de 400 departamentos de lujo.

También, por medio de esta página web que es visitada en todo el país y en el extranjero, los habitantes del fraccionamiento Los Remedios solicitan el apoyo de organizaciones ambientalistas nacionales e internacionales “porque en el Cerro de Los Remedios se están cometiendo delitos graves de orden ecológico como alteración y daños al ambiente sancionados en los artículos 268 y 275 del código Penal vigente en el estado de Durango. De dos años a la fecha ya no vemos a las zorras plateadas que abundaban en esta zona que está depredando el Ing. Favela Alvarado, así como pájaros carpinteros y ardillas de cola blanca; ya no están, y son especies en peligro de extinción”, señalan. Además, la empresa Ingeniería FAALCO rebanó el Cerro de los Remedios para construir los cimientos de este complejo habitacional.

Los habitantes del fraccionamiento Los Remedios, que conforman la clase pudiente de la sociedad duranguense, han pedido guardar el anonimato de sus identidades ya que temen represalias por parte de los gobiernos municipal y estatal de Durango. “Cuando denunciamos este atropello y nos manifestamos públicamente, a varios de nuestros representantes les enviaron citatorios intimidatorios de la Fiscalía General de Durango, a cargo de la Lic. Sonia Yadira de la Garza Fragoso, y a tal grado llegó el hostigamiento que los agentes ministeriales se plantaron afuera de sus casas. Tuvo que intervenir un general de la Décima Zona Militar, amigo de estos vecinos, para que la Fiscal los dejara en paz y retirara a sus elementos. Esta mafia que supuestamente nos gobierna no respeta a nadie, a todos perjudica por igual”, finalizan.

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de Fernando Miranda Servín

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
64 Comentarios en “Ecocidio en Durango”