2012

No puedo estar en contra de mi presidente

Se acerca el día en que Enrique Peña Nieto tomará posesión de su nuevo cargo, ha dejado de ser un candidato para convertirse en el presidente de mi país y lo menos que puedo hacer es darle mi voto de confianza y esperar que logre estabilizar el desmadre que tenemos actualmente en México.

No puedo estar en contra del presidente por que he aprendido que eso solo genera división, desde hace mucho tiempo hemos sido objetos de propagandas en contra de cualquier iniciativa que provenga del gobierno y hemos apoyado cualquier iniciativa que provenga de cualquier asociación civil por absurda que ésta sea y eso no nos ha dejado nada bueno.

Durante estos últimos meses hemos sido testigos de infinidad de comerciales, caricaturas, escritos, que hablan mal del presidente, agreden, insultan, pero la mayoría son generalmente chistes de mal gusto. Hemos visto comparaciones de EPN con un burro, que si la gaviota, que si la prole, que si no habla ingles, que si es tonto, lo hemos mandado a chingar a su madre infinidad de veces, ha sido comparado con lo peor que existe, pero realmente estas comparaciones no cambian nada, no tenemos fundamentos reales para negarle la oportunidad de cooperar con el, y si somos un poco conscientes nos daremos cuenta que la mayoría de los chistes no corresponden con la realidad, son simplemente agresiones, como bien dice el dicho: a falta de argumentos lo que nos queda es la agresión.

Podríamos decir que es justificable nuestro comportamiento, eso hemos aprendido. Todos los días somos objeto de la difusión de cientos o miles de noticias malas, las televisoras, las estaciones de radio, los periódicos, los compañeros, nos transmiten solo malas noticias: corrupción, fraudes, guerras, asesinatos, extorsiones, secuestros, etc. Entonces no es de sorprender que seamos agresivos, que no sepamos mirar lo bueno que existe alrededor nuestro ni mucho menos agradecer lo que tenemos y disfrutamos cada día.

Casi nadie habla de los logros que hemos tenido en los últimos gobiernos, yo creo que si nos enfocamos en agradecer y aprovechar los beneficios que nos han dejado, realmente iremos construyendo el país que queremos, pensemos por ejemplo en que ahora hay muchísima mas libertad de tránsito, de prensa, de opinión y la estamos desperdiciando en tomar las calles, en tomar escuelas, en criticar, en pasarnos por alto a las autoridades. Pensemos en los créditos, ahora puedo tener un auto, una casa, aunque sea a crédito pero los tengo y los aprovecho, también tenemos mas escuelas, les falta nivel estoy de acuerdo, pero ya las tenemos y eso es bueno, tenemos muchísimas carreteras. Y así, podría mencionar mas cosas, tenemos muchos beneficios mas que no estamos aprovechando por andar buscando lo malo de las cosas y estamos dejando que lo aprovechen quienes no se han detenido a quejarse y en cambio si han sabido aprovechar estos tiempos.

No puedo estar en contra de mi presidente por que debemos de unir esfuerzos para conseguir el país que nos merecemos, y estoy seguro que nos merecemos algo mejor de lo que tenemos.

No puedo estar en contra de mi presidente por que aún creo que este país se puede enderezar, quiero un México como el que tuve en mi infancia, con valores, con respeto, y si quieres con temor a la autoridad, un país en el que no nos chingabamos entre nosotros, un país en el que se podía soñar.

No puedo estar en contra de mi presidente porque aunque yo no voté por él, él representará a mi país, el tomará decisiones por nosotros, y yo por mi parte me adaptaré a sus reformas, obedeceré sus leyes, pagaré mis impuestos, educaré a mis hijos para que sean buenos ciudadanos, y aprovecharé todo lo que este nuevo gobierno me va a ofrecer.

No puedo estar en contra de mi presidente porque todo el esfuerzo que realicemos juntos, no será inspirado por él como persona si no como representante de mi país y el beneficio será para todos.

No puedo estar en contra de mi presidente por que vivo en México, por que mi familia, mi historia y mi futuro pertenecen a este lugar.

El sabio puede cambiar de opinión. El necio, nunca. Kant

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de bashalpal

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
425 Comentarios en “No puedo estar en contra de mi presidente”