2012

Los maestros en Coahuila de mal en peor

Marco Mártinez Soriano, más bien conocido por “Soriano”, un periodista de Saltillo, Coahuila personaje principal de un noticiero de la cadena estatal RCG, “De Primera Mano” entre otros programas radiales, afirma con afán quejumbroso el capricho incontenible de los trabajadores de la educación, reclamando pantallas de plasma y devedés, a punto de unirse con los revoltosos de Oaxaca en busca de afanes absurdos.

Es bien sabido que los medios de comunicación locales se encuentran totalmente violentados por el gobierno, busca y encontrarás. Casi en cualquier periódico se pueden leer notas diarias favoreciendo a los partidos políticos, especialmente al PRI. La prensa es un arma poderosa, que no necesariamente debe ser usada con franqueza.

Desde hace casi una semana, los maestros se han reunido, con reducidos números de asistentes antes de volverse noticia. Haciendo paros en escuelas, cancelando jornadas diarias, realizando manifestaciones. No es que de pronto sucediera.

Las grandes cosas se forman con pequeñas. Todo comienza un día en el que el profesor Humberto Moreira Valdés sube al reinado gubernamental. Por el simple hecho de ser maestro, muchos educadores y educadoras se le unen, y al principio no sucede nada malo. Les envían materiales, (Y los famosos utensilios “de la gente”), libros, Moreira los visita con su gran sonrisa de político y luego se encarga de fabricar una deuda que nos afectaría a cada ciudadano de ésta entidad. Y en estos extremos unos pocos siguen a su lado. Pero la mayoría no.

No, los maestros definitivamente no son seres caprichosos. Si la prensa dice lo contrario, es por la clásica tergiversación de las manifestaciones ciudadanas que emplea. Barbarie periodística. Las deudas con éstos trabajadores son antiguas y casi olvidadas por el gobierno.
El ansiedad por los aparatos electrónicos de los que refirió Soriano, se trata de una promesa del programa “Escuelas de calidad” que se encarga de beneficiar estrictamente a los planteles y no a los educadores. Ese pendiente lleva más de dos años sin cumplirse.

Lo que sí es para los maestros es el bono de su día, el 15 de mayo, de 100 pesos, que no se ha pagado durante dos dichas fechas. Podemos pensar que es una tontería pelear por 100 pesos anuales. Pero imaginen: sólo el 27 de noviembre se reunieron cerca de 3000 maestros a manifestarse aquí en Saltillo, “¿Cuánto dinero no se habrán volado?” cuestiona indignada Teresa Vázquez, maestra de educación especial de área en lenguaje.

Estas dos razones podrían sorprender a unos cuantos, pero en la lista también van asuntos como el sueldo inexistente de los maestros que hacen interinato, con años de endeudamiento, las prestaciones económicas para maestros con niños discapacitados sin pagar, las computadoras portátiles que prometieron en el 2010 y jamás llegaron, y otras cosas sin tanto retraso como el aguinaldo del Buen Fin o la clínica nueva del ISSTE en la que faltan 300 médicos.

¡HECF!

Los maestros manifestantes pertenecen a la sección quinta, enteramente separados a los de la Coordinación Nacional, más conocidos cómo los marchantes que se opusieron a la prueba Enlace. Muy por el contrario, la sección quinta acepta las pruebas, los exámenes de carrera magisterial y el examen universal para los maestros

Y ahora cuándo les da por despertarse y actuar, la prensa responde embusteramente, haciendo que los ciudadanos no vean que también se trata de personas que pagan impuestos, que no faltan al trabajo, ya que hacen sus reuniones sin incumplir el estricto horario, que ganan muy poco (maestros con nivel básico no ganan más de los 2,300 pesos quincenales); con un sindicato corrupto e inactivo y con un gobernador electo casi fraudulentamente, Rubén Moreira, que simplemente no da la cara.

Concluyo: Solidaricémonos. Los maestros en Coahuila viven una situación injusta. Y escribo eso para informarlos de la verdad. Porque en la unión está la fuerza. No se van a enterar de muchas cosas. Pero para eso existimos las voces anónimas del pueblo.

Cortesía de Tonatzin

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
149 Comentarios en “Los maestros en Coahuila de mal en peor”