2012

El delito de grabar o fotografiar la represión policiaca en la FIL

“Una cámara de video de un celular es, en estos tiempos, una amenaza para la policía. Sólo los toletes y el uso de la fuerza, quizá, pueden detener ese diminuto artefacto instalado en cualquier smartphone.”

Pero quedan ahí, en el dispositivo electrónico, imágenes en movimiento. Las que Pavel captó el sábado pasado afuera de la Feria Internacional del Libro son reveladoras.

La cámara está prendida. La toma, desde la contraesquina del hotel Camino Real, sobre la avenida Mariano Otero y su cruce con Las Rosas. Un ángulo muy abierto desde la explanada de la Expo Guadalajara.

Un zoom in. Pavel capta el desmadre entre policías y manifestantes antipeñistas en la valla colocada en Mariano Otero, en dirección hacia el norte. Prefiere acercarse. Lo hace más y más. Cámara en mano, Pavel está a escasos metros de una escena en la que un policía y un manifestante forcejean. Tiene la toma perfecta hasta que otro policía se planta frente a él, intenta quitarle el celular. Los cuadros siguientes toman el piso, el uniforme del policía, una mano, una discusión con el dueño del móvil. Fin.

El director de la película, Pavel, fue subido a una patrulla de la policía municipal de Guadalajara por grabar un video. Ulises su hermano, también se trepó. “Si te lo llevas a él me llevas a mí también”, dijo.

Y los dos, que minutos antes iban a entrar a la FIL donde habían quedado de encontrarse con Martha, una prima de Alejandra, la esposa de Ulises –que acompañaba a los hermanos–, ingresaron, pero a las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), en la calla 14, desde el sábado por la noche.” -Mauricio Ferrer, La Jornada Jalisco.

25 personas privadas de su libertad, a 24 de ellas se les fijó una fianza como grupo, la cual es de 105 mil pesos y podrán salir para luego presentar pruebas.

Se les acusa de vandalismo y alteración del orden público. Televisa es el principal demandante, quien los acusa de romper 18 vidrios de sus instalaciones.

El caso de Pavel Ocampo Núñez es un poco más delicado, ya que lo acusan de robo calificado. Un policía argumenta que lo despojó de su radio. No alcanzará fianza y lo trasladarán a la penal para juzgarlo.

Cabe señalar que Pavel, no era parte del contingente, el acababa de salir de la FIL y empezó a grabar las represiones por parte del cuerpo policiaco. Al ver cómo estaban agrediendo a una chava, intervino para defenderla.


Liga directa: youtube.com


Liga directa: youtube.com

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
308 Comentarios en “El delito de grabar o fotografiar la represión policiaca en la FIL”