2012

Pequeño viaje a la ignorancia

tianguis_librosEsta mañana fui al tianguis de La Jaramillo, “en busca de conocimiento” (libros), al llegar me recibieron en un puesto de discos piratas, con los corridos de Jenni Rivera a todo volumen y con un cordial “¿Cual le damos pariente?, tenemos el mp3 de Jenni”, acompañado de un “pásele!! pásele!!”, a lo cual hice caso omiso con un “gracias señor” apresurando mi paso entre la gente.

Después de pasar el “pequeño infierno” y de que mis oídos se apaciguaran, un caballero me ofreció sus relojes Armani, D&G, Gucci, Lacoste, etc. 100% originales en $300MN (según el), a lo cual conteste: “gracias señor, no es lo que busco”, aunque no niego que estaban chidos y a buen precio tomando en cuenta nuestra economía.

Seguí mi camino hasta toparme con otro puesto de discos, esta vez seria diferente, era un puesto “VIP” de música cristiana. Me cerro el paso el “hermano” que vendía los discos para decirme: “Aquí esta la salvación hermano, ud que es joven y este mundo esta tan descarrilado, le traigo la vida eterna, ¡3×20 hermano, 3×20!”, a lo cual conteste: “Soy ateo”. El “hermano” rápidamente se olvido de mi, para cerrarle el paso a la señora que venia detrás mío para ofrecerle la “vida eterna”.

En ese momento me hice a un lado del camino, para meditar y hacerme las siguientes preguntas: ¿Que estoy haciendo aquí?, ¿de verdad encontrare libros? ¿3X20 la salvación y vida eterna? ¿Peña nieto presidente ?

Seguí mi travesía, solo veía cosas que no necesitaba, al final de la calle mire como unas 10 personas (la mayoría mujeres) se amotinaban en un puesto que parecía vender libros, si, libros. Apresure mi paso al ritmo de hasta esquivar gente y niños, que se me atravesaban en mi camino, solo me falto hacer parkour entre los puestos, mientras observaba como aquellas mujeres ponían bajo su brazo unos cinco ejemplares c/u, estaba feliz por que miraba a la gente interesada en leer, pero al mismo tiempo angustiado de no alcanzar material para mi.

Al llegar me lleve una gran sorpresa, me atendió una señorita, que me dijo: “5×20 muchacho, baratas, baratas”, ERAN REVISTAS, la mayoría Tv Notas y Tele y Novelas, y una que otra “Hola!” y “Caras”. Le pregunte si tenía libros de política, economía, psicología, etc…(Muy noble yo, aun no perdía la esperanza), ya que había una gran cantidad de ejemplares (10 cajas), a lo cual me contesto ella: “Tengo uno de un tal –Car Mar–, y unos de historia y biología”. Muéstremelos, le dije emocionado. Rápidamente me los dio.

Tome los libros, ya estaba pensando en hacer una oferta sin siquiera preguntar el precio, pero esperen, leí el titulo del primer libro, que decía: ” ¿Fue Carlos Marx Satanista? (editorial cristiana), acompañado de dos libros de texto gratuito de la SEP, ” historia I y Biología II”. En esos momentos le regrese los libros, me dirigí a mi auto, me quede nuevamente meditando dentro de el. Después de asimilar un rato me fui a mi casa, llegue directamente a abrazar esa pequeña colección literaria en peligro de extinción, las clasifique por tipo y les hice un lugar en mi recamara, mientras mas cerca estuvieran de mi, ¡mejor!

Mi conclusión es, que nosotros mismos nos auto-apendejamos, esa falta de cultura por parte del pueblo, y el miserable apoyo a la educación de México, nos tienen sobreviviendo en este país lleno de ignorancia, la cual, en los tianguis es un negocio. Vender ignorancia es una cosa, pero comprarla amigos, eso es auto-apendejarse, eso es degradarse, eso es caer bajo, ESO……… ES MÉXICO. ¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de Roberto

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
280 Comentarios en “Pequeño viaje a la ignorancia”