2013

Respuestas a “Cerdos al volante”

Respuesta I

camiones-estado Después de leer el exagerado Cerdos al volante, y la respuesta de un chofer compatriota poblano al mismo, veo oportuno profundizar un poco más en el tema ya que la respuesta de la respuesta se quedó muy a la ligera.

Tratar de analizar el problema del transporte público en nuestro país desde la trinchera del usuario o desde la trinchera del chofer es muy poco constructivo, ya que ambos son ángeles y demonios desde su propio enfoque.

Por un lado los usuarios nos quejamos día a día de la ineptitud de los “Cerdos al volante”, de sus malos tratos, su falta de prudencia, la nula pulcritud de sus unidades y su persona, su irresponsabilidad al manejar su unidad, al tratar al pasaje, etc.

Por otro lado los choferes acusan a los usuarios de medirlos a todos con la misma cuchara, de exigir un servicio de primera en un país de tercera, de actos vandálicos en sus unidades, de la inseguridad que también a ellos les afecta, del repudio total de la sociedad y del casi inquisicionario trato recibido ante un percance.

¿Cómo podemos pedir a los choferes que actúen como humanos cuando desempeñan un trabajo en condiciones inhumanas?

En Puebla –aunque podremos decir que en la mayoría de ciudades de este país- el transporte público es concesionado, por tanto, aquellos ‘inversionistas” que tienen el dinero suficiente para comprar una unidad o una flotilla de camiones, emplacarlos, tramitar la concesión y demás son los amos y señores del tráfico de humanos por la ciudad. Estas concesiones son otorgadas de forma discrecional a amigos, compadres, íntimos, o quienes se mochan ante la autoridad que las regula sin existir si obedecer a un estudio demográfico, urbano, de impacto ambiental y demás.
Los concesionarios establecen las reglas de operación de sus rutas, y de acuerdo a intereses económicos y conveniencias, junto con la autoridad, determinan itinerarios, tiempos, unidades y demás. Además, los concesionarios deciden, el monto o “cuenta” que el chofer les deberá entregar todos los días a cambio de manejar su ruta. De 2 mil a 4 mil pesos tienen que entregar todos los días los choferes que quieran manejar su unidad, además de dejar el tanque lleno de combustible, lo que reduce la ganancia del conductor a unos cientos de pesos.

Lo anterior genera que existan 4 o 5 rutas que siguen el mismo o casi el mismo recorrido, que los conductores tengan que ganar el mayor pasaje posible y pelearlo no sólo con las unidades de su ruta sino con otras rutas. Si a esto sumamos el tráfico provocado por la saturación de unidades, y de vehículos, la poca o nula civilidad de los conductores (automovilistas, choferes, motociclistas, camioneros, da igual), las deficientes condiciones de las calles, semáforos, dobles filas, obras, marchas y demás nos encontramos ante un escenario poco humanitario para los conductores y por ende para los usuarios.

Como usuarios pagamos una tarifa que es producto de acuerdos y prebendas políticas, con la que en cada aumento nos prometen mejora de unidades y cambio de condiciones. Las tarifas crecen y los concesionarios con tolerancia del gobierno mantienen las unidades en pésimo estado, y las mismas miserables condiciones del transporte.

Ahora en Puebla está por llegar el llamado metrobús que promete mejorar las condiciones de transporte de los poblanos con itinerarios puntuales, paraderos fijos, choferes bajo contrato y no bajo destajo, etc. Aunque la aplicación parece atractiva, tendrá muy poco impacto en una ciudad atascada de rutas y concesionarios.

Es cierto también que nuestra condición de país tercermundista, con recursos limitados y una sociedad con nula civilidad nos pone en aprietos para imaginar un escenario ideal del transporte. Como usuarios queremos que el microbús pare enfrente de nuestra casa, que le acelere cuando tenemos prisa, pintamos y rompemos los asientos, tiramos basura, ensuciamos, etc. También muchos conductores están dispuestos al agandalle, la tranza, el maltrato el “si no le gusta tome taxi” el “sale más barato muerto” , a no levantar viejitos o minusválidos, etc.

Cuando nuestro salario de para pagar 15 pesos y tomar un camión limpio, nuevo y amplio, con tiempos precisos, itinerarios analizados, choferes con salario fijo, prestaciones y seguro médico, con un transporte regulado por el gobierno o por los ciudadanos que hacen fila en una parada y si no caben se esperan. Cuando eso pase entonces despertaremos o viviremos en el primer mundo.

Cortesía de chelama

Respuesta II

Voy a compartirles mi punto de opinion sobre sus muy comentadas y atinadas pendejadas sobre el tema de los conductores de micro-autobuses de donde quiera que ustedes sean o estén leyendo este blog (DF, Puebla o Chinconcuac)

Mi señor padre fue chofer del transporte urbano, y él como muchos otros choferes, corria y hacia cosas (y pendejadas) que a mi parecer no estaban bien por ser un niño cuando lo acompañaba a trabajar.

Yo le preguntaba: “papá por que corres?” y él me respondía: “por que no he completado para la cuenta hijo, y aún me falta lo del diesel y el gasto de tu mamá”…….. bien pinche triste no?
Lo malo de esto, es que lo que les comento fue hace 25 años, cuando nuestras ciudades tenian muchisima menos población que ahora.
Ahora que ya entiendo la situación y me pongo a analizar hay algunas cuestiones que tomar en cuenta como la siguientes:

Los señores conductores del transporte público no cuentan con un contrato laboral ni las prestaciones de ley más básicas (así que es una pendejada considerarlos como “Economicamente Inactivos”) ya que ellos no pagan impuestos por la sencilla razón de que ninguna ley los protege de ninguna forma y no cuentan con un contrato de trabajo legal. Si las pendejas leyes que nos rigen les dieran los derechos básicos de cualquier trabajador es obvio que estos pagarían impuestos…… muy facil no?

Los “choferes”, “chafiretes” o como se les de su chingada gana llamarlos, son padres de familia que a veces no tienen la más minima preparación o en su defecto son profesionistas a los cuales el mercado laboral profesional ha cerrado sus puertas.

Además de no tener prestaciones (seguro médico integral, aguinaldo, vacaciones) los choferes cubren turnos de más de 12 horas, ya que algunos trabajan desde las 6:00 am hasta las 10:00 pm, que hacen 14 horas si mis pendejas matematicas no me engañan.

Aunado a esto son personas que tienen que lidiar con patanes, gente con automovil prepotente, asaltos, inseguridad, baches, semaforos descompuestos y demás mamadas que ustedes ya sabrán.
Lo peor no es esto, lo peor de todo es la gente pendeja que no sabe usar los puentes peatonales y muere al ser atropellada por su propia estupidez… cuando se trata de un “chofer” todos lo quieren linchar no??? Y que pasa cuando es la hija del abuelo del Rock Alex Lora??? Ahi si no hay pedo verdad??? Total que con una pinche lana al juez ya se arregló todo y aqui no pasó nada!!! Si somos culeros con los jodidos… pero con los ricos es otro cantar no ojetes???

Los choferes despues de atropellar a alguien por mala fortuna, la unica salida que les queda son 14 años de tambo o pelarse de la justicia…. al chile ustedes que harian?
Por que su “patron” ni madres que va a pagar su fianza ni mucho menos un abogado verdad? La familia no se puede quedar sin tragar no? Que se chingue el chofer!!! O no?

Y todo esto tambien es culpa de las autoridades, que primero sueltan o venden conseciones a lo pendejo y muchas veces las mismas autoridades (presidentes municipales, diputados, etc) son los que tienen mayor numero de conseciones de taxis o micros y son los primeros en explotar a sus choferes ya que les exigen cuentas de $1500 pesos diarios más aparte el diesel. Por que no les exigimos a los dueños de los micros que paguen sus impuestos y le den mantenimiento a las unidades???

Pero depueeeeees les ponen un metrobus y sacan 5 o 10 rutas de circulacion dejando a mucha gente sin trabajo!!!

Qui´hubole putos….. no es tán facil ser chofer no?

Ojo!!! No niego que hay muchos pendejos que manejan horrible y son unas mierdas tras el volante, a esos si deverian cortarles los huevos con una cuchara!!! O que tambien hay escuincles pendejos que traen unidades pesadas de transporte y andan con su desmadre sintiendose los reyes del camino con su “nalga” a un lado, sus compas en el estribor y sus putas cumbias a todo lo que dá su estereo!!! Pero tambien estos culeros cuentan con una licencia de manejo expedida por su delegación sin hacerles un examen de manejo…. pero un verdadero EXAMEN teorico-practico y no las mamadas que ponen en la SCT!!!

Entonces aqui si aplica el dicho de: “La culpa no es del indio, sino del que lo hace compadre”

Cortesía de El Conde

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
189 Comentarios en “Respuestas a “Cerdos al volante””