2013

El Cartel de Xochimilco: enriquecimiento ilícito y ecocidio

miguel-angel-camara-arango Con la creación de la aparentemente férrea Autoridad de la Zona Patrimonio Mundial, Natural y Cultural de la Humanidad en Xochimilco, Tláhuac y Milpa Alta, cuya titularidad recayó en el antropólogo Gustavo Alonso Cabrera Rodríguez, parece ser que el gobierno encabezado por el Dr. Miguel Ángel Mancera Espinosa, pretende poner fin al ecocidio criminal que durante los últimos 10 años se ha llevado a cabo en estas tres delegaciones del sur del D.F., principalmente en Xochimilco, en donde los gobiernos perredistas han tolerado, inducido y facilitado las invasiones de zonas ecológicas que suman 300 asentamientos irregulares o ilegales que representan el mayor número de este tipo de atropellos en la capital del país.

Han sido los jefes delegacionales, Faustino Soto Ramos (2003-2006), Adolfo Uriel González Monzón (2006-2009), Manuel González González (2009-2012), y el actual, Miguel Ángel Cámara Arango, los principales responsables del ecocidio criminal que azota a Xochimilco, ya que con sus marcadas acciones y omisiones han permitido que invasores profesionales depreden inmensas extensiones, tanto en los pueblos y barrios como en las montañas de este enclave sureño.

“Los invasores más conocidos son recibidos en las oficinas del jefe delegacional en turno, como el actual y, lejos de solucionarse este problema, se agudiza más”, denuncia la Organización raza para la Defensa de los Derechos Humanos y Ciudadanos.

Y, a reserva de que este nuevo órgano, creado por decreto y publicado el pasado 11 de diciembre, realmente ejerza un control estricto para frenar el desorden y corrupción que impera en Xochimilco y que ha enriquecido a unos cuantos funcionarios de esta delegación, se antoja difícil que esto suceda ya que esta llamada Autoridad de la Zona Patrimonio Mundial, Natural y Cultural de la Humanidad en Xochimilco, Tláhuac y Milpa Alta, en algunos puntos del decreto se anuncia como reguladora y en otros como mera coadyuvante de las autoridades delegacionales en turno en materia de desarrollo urbano, conservación ecológica y obras de impacto ambiental.

Habría que ver en breve cuál será el papel real que desempeñará el antropólogo Gustavo Alonso Cabrera Rodríguez al frente de esta Autoridad que ya cuenta con un fideicomiso millonario para operar, toda vez que la jefatura delegacional de Xochimilco está en poder precisamente de la mafia que ha llevado a la catástrofe ecológica a esta importante zona, como el ex jefe delegacional Faustino Soto Ramos quien mantiene en la Subdirección de Desarrollo Urbano a su hermano, Salvador Soto Ramos; el también ex jefe delegacional, Adolfo Uriel González Monzón, señalado por mismos funcionarios de esta jefatura delegacional por haber desfalcado al erario con más de 60 millones de pesos durante su gestión, hoy ocupa la titularidad de la Dirección General de Servicios Urbanos, y Manuel González González, quien recientemente dejara la jefatura delegacional, tiene en la nómina de esta demarcación a sus sobrinos: Patricia González Zavala, como Responsable de la Ventanilla Única; Francisco Emiliano González Zavala, como Jefe de la Unidad Departamental de Servicios al Público, y Gustavo Adolfo González Gutiérrez, como Subdirector de Recursos Humanos.

El actual jefe delegacional, (Ing.) Miguel Ángel Cámara Arango, desde hace 10 años ha ocupado cargos como empleado y titular de la Dirección General de Servicios Urbanos, puestos desde los cuales toleró la corrupción de sus subalternos, quienes con su consentimiento instalaron innumerables tomas clandestinas de agua potable en los asentamientos irregulares y zonas de reserva ecológica en poder de invasores profesionales, a razón de 20 mil pesos por toma, como en su oportunidad ya lo han denunciado los mismos habitantes de estos predios. Y al momento de terminar de redactar este artículo, el señor Miguel Ángel Cámara Arango no aparece en el Registro Nacional de Profesiones de la Secretaría de Educación Pública, consultado en la página oficial de internet de esta dependencia (http://www.cedulaprofesional.sep.gob.mx/cedula/indexAvanzada.action), por lo que la Organización raza para la Defensa de los Derechos Humanos y Ciudadanos ya ha solicitado a la Procuraduría General de Justicia del D.F., que inicie una averiguación previa en contra de este funcionario por la probable comisión del delito de usurpación de profesión. Así mismo, este jefe delegacional hace caso omiso de las denuncias ciudadanas dando la impresión de que carece de mando sobre sus subalternos. “En los hechos, es el ex jefe delegacional, Manuel González González, quien sigue gobernando en Xochimilco ya que todos los días acude a la oficina de Cámara Arango para darle instrucciones. Manuel González tiene a sus sobrinos en los puestos más importantes de la delegación, él es quien toma las decisiones, Cámara Arango es un jefe delegacional decorativo”, expresa un empleado de esta delegación.

Así las cosas, ¿cómo va a actuar el antropólogo Gustavo Alonso Cabrera Rodríguez respecto a la infinidad de permisos ilegales para construcciones de escuelas particulares, gasolineras, unidades habitacionales y empresas trasnacionales en zonas de reserva ecológica o prohibidas que han sido el sello característico de estas administraciones perredistas en Xochimilco? ¿Anulará esos permisos apócrifos y obligará a estos gobernantes a restituir a su estado anterior todos estos valiosos predios? ¿Qué va a hacer respecto a las inmensas zonas ecológicas que actualmente se encuentran en poder de invasores profesionales, que siempre han actuado en contubernio y bajo la protección de los jefes delegacionales perredistas?

El decreto de creación de esta Autoridad no establece sanciones para estos funcionarios delincuenciales por lo que serán los ciudadanos interesados quienes promuevan las denuncias para fincar responsabilidades penales a quienes durante más de una década han lucrado con estos bienes que son Patrimonio Mundial Natural y Cultural de la Humanidad, como ya lo hizo la Organización raza para la Defensa de los Derechos Humanos y Ciudadanos solicitando averiguaciones previas en la PGR y en la PGJDF en contra de los integrantes del cartel de Xochimilco arriba mencionados por la comisión de delitos ambientales y enriquecimiento ilícito.

Las extorsiones a miles de comerciantes ambulantes, grandes y pequeños empresarios, dueños de antros, narcomenudistas y lenones a cambio de permitirles realizar sus trabajos legales e ilegales les han permitido a estos personajes que dirigen el llamado cartel de Xochimilco y a sus colaboradores cercanos amasar enormes fortunas personales con las que han adquirido faraónicos bienes inmuebles, fácilmente localizables. El saqueo al erario a través de fraudes burdos como abultamientos en cifras de facturas de proveedores y exigencia a estos de fuertes comisiones a cambio de contratos, tráfico de plazas y nepotismo al colocar en puestos claves a familiares cercanos son otros ilícitos que les reditúan fuertes cantidades de dinero a estos funcionarios corruptos.

Con esta clase de funcionarios va a lidiar la máxima Autoridad de la Zona Patrimonio Mundial, Natural y Cultural de la Humanidad en Xochimilco, Tláhuac y Milpa Alta, el antropólogo Gustavo Alonso Cabrera Rodríguez, con el ya conocido cartel de Xochimilco, una verdadera mafia altamente peligrosa que ha dejado a Xochimilco agonizante, al borde del colapso total.

Cortesía de Fernando Miranda Servín

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
56 Comentarios en “El Cartel de Xochimilco: enriquecimiento ilícito y ecocidio”