2013

Reforma educativa, mi futuro arrebatado

educacionAmigos míos, este es el relato del arrebato descarado de mi futuro, actualmente vivo en Guadalajara, Jalisco. Estoy profundamente consternado por la forma en la que se maneja la Reforma Educativa de el señor Enrique Peña Nieta que por desgracia es nuestro presidente, yo siempre me he considerado un alumno con un muy buen rendimiento académico, ¿Por qué? porque simplemente es lo único que me queda, mi única salida de la pobreza.

Me gradué del bachillerato de una escuela pública con un promedio de 9.8, nunca se me otorgó ninguna bendita beca (Siempre se me negó), yo como estudiante podía aspirar a cualquier carrera, pero ya había decidido la carrera a la cual iba a tratar ser admitido, era la Lic. en educación primaria…

La lic. en educación primaria en Guadalajara pide tan solo 8.0 como promedio, ¿Demasiado sencillo? No lo fue cuando la señora Elba Esther Gordillo redujo el número de admitidos, y entonces… de 1200 personas solo entramos 190.

Elegí una carrera en la cual la recompensa económica no era demasiado satisfactoria, pero es mi vocación, es mi gusto, lo que me hace feliz…

Ahora, con la nueva reforma educativa que festeja tanto Televisa, se me quitará la jubilación ¿Por qué no tengo derecho a una jubilación?

Se pretende adquirir un sistema de contratos de 6 meses, es decir; con un tropiezo en un examen yo me quedaría sin trabajo.

Anteriormente mi sueño era ayudar a mis padres, ayudar a mis alumnos, etc. Actualmente me pongo a pensar antes en mis necesidades, amigos míos, ¿cómo podré trabajar de una forma cómoda pasando hambre? Estando en clase, sin embargo, pensando ¿en donde voy a vivir?

Estoy comprometido a realizar con eficacia mi trabajo como maestro de primaria, pero ni siquiera la sociedad me ayuda…

Yo no tengo la culpa que los maestros del pasado y presente sean unos “huevones”, entonces, no tengo por qué ser señalado.

Se me han arrebatado mis sueños y no cabe duda que en este país no basta con un buen rendimiento académico, no basta con las ganas, no basta la vocación, siempre estaré destinado a ser “el maestro huevón” “El profe” “El pobresor” Por culpa de personajes poderosos que ganarán (económicamente) 10 veces más que yo.

Amigos, suplico no señalen a los maestros, no a todos, porque Televisa ya está logrando su meta, y la sociedad está cada vez más en contra de los docentes…

Con esto llego al final, soy un futuro maestro que trabaja duro por sus sueños, supongo por mera lógica que yo no merecía esto… Y la mayoría del pueblo mexicano, me señala como si me tratara de una vergüenza nacional, sin embargo el futuro de México está en manos de nosotros.

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de Daniel

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
271 Comentarios en “Reforma educativa, mi futuro arrebatado”