2013

Las escuelas de niñeros

ninero Hola a todos, decidí escribir éste artículo debido a que pocos miran desde el lado de un maestro en su accionar en las escuelas.

Inició mencionando a mi familia, mis padres son maestros en diferentes escuelas, dando clases actualmente a sexto grado de primaria y a segundo grado de secundaria. En ambas escuelas tienen en promedio un total de 30-40 alumnos, siendo en la secundaría dónde llegan a tener casi 55 alumnos en espacios de 6x6m (No recuerdo bien el tamaño, pero es lo más cercano). Cuando en la actualidad los programas educativos están diseñados para grupos no mayores de 20 alumnos.

En ambas escuelas los directores son los encargados de estos excesos en las inscripciones tanto a petición de ellos como de los mismos maestros que solicitan colocar alumnos por recomendación. En el lado de la primaría, el director se encarga de lo mismo a cambio de algunos costos extra. Como una nota, para que estas inscripciones extras fueran hechas, cada nuevo alumno debía llevar su propio pupitre.

En la primaria mis padres tienen que crear formatos ridículos indicando desde cuantos alumnos han reprobado x materia, hasta cuantos la han aprobado y el porqué.
Lo digo como ridículo por la poca participación de los padres que ven a las escuelas como guarderías, ya que en la primaria mi madre registró 200 faltas en sólo 2 meses. Y según las nuevas normativas ningún alumno puede reprobar ya que quedaría traumado con ello. Así como por la edad pueden pasar de año. Por ejemplo un niño de 11 años en primer grado de primaria automáticamente pasaría a quinto grado sin presentar algún examen.

Se habla del bajo nivel de muchos niños y se culpa al maestro (Que influye demasiado, pero en ocasiones no), mi madre me ha dicho que de su grupo de 30 niños sólo 5 suelen llevar la tarea que es demás decir que a mi mamá no gusta de encargar cientos de páginas del libro por el poco tiempo que tiene entre dar clases por la mañana y por la tarde para revisarla. Y tras las juntas con los padres les informa que sólo 5 niños llevan la tarea, animando a que los padres les ayuden, y al día siguiente se vuelve a repetir el patrón de sólo 5 niños con la tarea hecha.
Ante esto mi padre tiene grupos dónde cuida literalmente a niños con problemas mentales así como con discapacidades ya que los padres no quieren llevarlos a lugares especiales para evitarse la fatiga. A estos niños simplemente los cuida ya que no pueden tomar un lápiz con sus manos y son aprobados con 6 sólo para que obtengan su “papel”.

Aparte del bajo nivel escolar, poco tiempo se tiene para las clases ya que entre el concurso de x cosa como el baile de x fecha, mi madre en épocas festivas llega sólo a tener 1 o 2 días de clases ya que los demás se van en los ensayos, en los pre exámenes, en los días suspendidos, etc.

Una anécdota sobre este hecho fue que mi madre le preguntó a una niña que estaba con su mamá porque no hacía tarea y ella con la simpleza de un niño le contestó: “Desde que llego a mi casa me la paso jugando en la calle hasta las 12 de la noche” ante esto su mamá contestó: “No es cierto, ella estudia todo el día” y su hija le contestó: “No, no es cierto, me la paso todo el día en la calle”
Todo esto por un mísero sueldo de 3000 pesos y digo mísero porque en ocasiones de su propio sueldo se pagan mucho material para las clases ya que los padres no quieren pagar los exámenes así como las autoridades se roban el presupuesto para materiales didácticos.

Ahora volviendo a la secundaría…

Bajo estas normas han convertido las escuelas en guarderías dónde el profesor sólo es la niñera de 40 niños. Lugares donde los padres de familia sueltan a sus hijos para no tener que aguantarlos en su casa.

En estos grupos mi padre se enfrenta a pequeños vándalos, me ha comentado de grupos que cuando entra al salón todos salen y se toman alrededor de 15min para volver y debe dejarlos entrar ya que las autoridades impiden que saquen a los alumnos de clases. Dentro del salón se enfrenta a niños crecidos, que se la pasan jugando mientras él explica. La gran diferencia de ello es que en la secundaria mi padre ya no debe hacer formatos ridículos ya que estas actividades decaen en las secretarias.

Todos hemos sido estudiantes tanto buenos como malos y hemos podido ver que si alguien no tiene el apoyo o la intención de sacar buenas calificaciones ni el mejor profesor del mundo podría obtener un grupo perfecto.

Yo al ser hijo de maestros he conocido a maestros pésimos, huevones y alcohólicos pero también he conocido a profesores excelentes que buscan mejorar constantemente hasta profesores que de su sueldo han pagado la graduación de sus grupos por los pocos recursos de las escuelas.

Se crítica mucho al maestro pero pocos investigan su jerarquía, las autoridades inmediatas (los directores) son los que establecen que se debe de hacer en cada situación. Junto a los “académicos” que se encargan de diseñar los programas escolares, las normas, los nuevos estatutos, que a mi parecer son una absoluta basura.

Todos hemos sido alumnos y hemos conocido al profesor barco, al profesor estricto así como a los compañeros inteligentes como a los “no tan inteligentes”. Actualmente yo estudio la carrera en una universidad pública tras pasar por sólo escuelas públicas. Lo digo sin parecer pretencioso pero mis calificaciones nunca las he dejado bajar de 8pts siendo mi promedio de 9~9.5 y esto lo hice por las palabras de mi mamá que me decía esto: “Aprende a ser responsable en la escuela, que como está constituida no sirve para nada”. Y como estudiante de la carrera puedo ver a los compañeros huevones como tal que prefieren faltar a clases y reponerlo el semestre entrante.

Y por último les cuento una historia del antiguo director de la secundaria, llamado Miguel, un tipo inútil, ignorante e imbécil que en el círculo de los directores era apodado “jocoque” porque se hizo director de la noche a la mañana.

Todo esto me hace decir ¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de Xico

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
118 Comentarios en “Las escuelas de niñeros”