2013

Carta de un maestro al presidente de México (reforma educativa)

epn-reformaCarta al presidente
sr. Presidente:

Soy un maestro de primaria egresado orgullosamente de una escuela pública y profundo creyente de que la escuela pública es la clave para lograr la justicia social y la igualdad que tanto anhelamos. Creo profundamente que la calidad en la educación no se puede dar por consigna o por decreto y que los niveles de competencia y de incompetencia de los maestros se debe a múltiples factores, pero lo cierto es que hoy en día no tienen los medios suficientes , aunque quieran , para cumplir su labor.

El problema de la educación en México tiene que pasar por reformas transcendentales desde raíz ; atendiendo la multiculturalidad y los diversos elementos que la componen, no puede haber una reforma educativa sino están en ella todos los actores que participan en el proceso educativo, porque de manera integral es como se pueden encontrar las soluciones globales que permitan encausarla hasta encontrar la calidad, necesitamos una educación pública extendida, masiva que sea la fuente de desarrollo económico y social de México.

Yo, como maestro no puedo permitir que se me señale como el responsable de los malos resultados educativos, que se me señale de que las personas sean malos ciudadanos , que no encuentran trabajo o no sean capaces de desarrollarse profesionalmente. Creo que ese señalamiento es injusto , si bien es cierto que soy un elemento mas que forma parte de esta problemática.

No estoy de acuerdo que se me compare con resultados educativos de otros países , únicamente habrá que ver que allá si existe una planeación y un proyecto para la educación de manera permanente , que rebasa por mucho el transito de los gobiernos ; existe una inversión muy alta en materia educativa , se vinculan los ámbitos de nutrición y de atención medica a la escuela y se invierte en infraestructura material y tecnológica, para incorporarlos de manera eficiente a la globalización con niveles de competencia óptimos.

El tema que hoy te trato tiene que ver con la reforma laboral y educativa que estas impulsando y que ha causado jubilo a algunos medios de comunicación masiva, a una parte de los empresarios de México y sobre todo a los lideres de los partidos políticos que firmaron el pacto por México. Hay jubilo pero no análisis, hay sensación de revancha hacía nuestra organización sindical para debilitarla y que de esa manera, no cumpla su función histórica de defender a los trabajadores al servicio de la educación en México. Soy un orgulloso sindicalista y orgulloso producto de la escuela publica , hoy me manifiesto para defender estas dos instituciones históricas en las que se ha sentado el desarrollo de México y que ahora , por intereses mezquinos pretenden acabarlas.

En un acto de inmoralidad política presidente , estas pactando con quienes no creyeron en ti, con quienes en la campaña política te denostaron, con quienes te atacaron hasta al cansancio y que hoy sospechosamente construyen una alianza de papel que te aseguro no durará mucho.

Iniciaste tu sexenio construyendo alianzas muy presurosas , que simulan que nuestra patria esta bien y avanzando por el rumbo correcto. Con tus reformas, lesionas y atacas únicamente a los trabajadores y a la escuela publica, atentas contra ella en el afán de privatizarla , propones cambios muy radicales y extremos que no obedecen a la realidad actual del país.

Estoy seguro que esta alianza se romperá en cuanto no atienda sus deseos de supervivencia o te quieran poner de rodillas para cumplir sus oscuros intereses que nada tienen que ver con el futuro y el desarrollo del país. Ojala que tu sueño no se convierta en pesadilla y que no salga mas caro el caldo que las albóndigas.

La educación básica ya esta establecida con todo y sus defectos , pero funcionando y no le estas entrando a la construcción de más escuelas de nivel medio superior y superior que es donde mas se necesita , si no lo haces estarás condenando a nuestros jóvenes a ser mano de obra barata , a emigrar a otros lugares y lo más grave aún, a ser presa fácil del crimen organizado que es lo actual del país y que no se le ve una solución pronta y expedita.

Propones metas que difícilmente se va a lograr , como la de incorporar escuelas de tiempo completo sin mediar análisis serios que puedan generar las condiciones de factibilidad y operatividad .

No comprendo por que existiendo tantos hombres talentosos , conocedores del problema educativo , hayas sacado de la banca a personajes nefastos de la política mexicana para ponerlos en la secretaria de educación pública , te aseguro que él sabe tanto de educación , lo mismo que los diputados y senadores de leyes o sea nada.

Para mi calidad es más y mejores escuelas equipadas que puedan competir en este mundo globalizado, mejores espacios de formación y capacitación de maestros, un proyecto educativo a corto, mediano y largo plazo que vaya más allá de las modas sexenales tan comunes en el país, y que como producto de esas modas, no se ha podido mejorar la educación, porque siempre ha tenido resultados insuficientes y frustrantes.

Se requiere un ejercicio de planeación y reinversión pero sobre todo de inversión, se requiere hombres nacionalistas que estén comprometidos con México.

Te invito a que hagas un recorrido por el país y veas nuestra triste realidad, que veas las condiciones en que están nuestras escuelas y no vayas exclusivamente a encabezar eventos en algunas , en donde la simulación es el ejercicio dominante.

Te invito a que sepas, por sino lo sabes, que hay cientos de escuelas en el país que no tienen luz, que no tienen agua , que están paupérrimas que son inseguras , que atentan contra la dignidad de nuestros alumnos , te invito a que veas esta realidad y no te engañes suponiendo lo que tu te imaginas.

La escuela pública necesita una estrategia bien articulada que responda a esta realidad , ese es el reto y desafío; si tu nos convocas a los maestros como parte del problema, a ser parte de la solución , seguramente estaremos desarrollando el país que todos queremos . Quien como nosotros que vivimos esta realidad podemos verlo de manera integral : proponiéndote estrategias que tengan que ver con vinculación de las entidades gubernamentales para lograr niños con mejor nutrición, con mejor atención medica, con más y mejores oportunidades para terminar una carrera ; con escuelas mas equipadas y con mantenimiento frecuente, con proyectos permanentes y rentables ; con una planeación que atienda el crecimiento demográfico y que en base a esta realidad se dejen atrás las buenas intenciones sociales . Se necesita , te insisto , inversión económica, planeación real, dialogo y consenso entre todos los actores sociales y educativos de todos los niveles.

Que fácil hubiera sido que revisaras los acuerdos emanados de los encuentros nacionales de padres de familia y maestros , documentos serios que muestran la realidad actual , pero sobre todo incorporan estrategias de solución al gran problema educativo . Pero lamentablemente nos dejaste fuera , preferiste hacerle caso a los que tienen hoy el poder económico, a los que tienen el poder político, a los que tienen en dicho y en hecho la intención de acabar con la escuela pública que tanto ha costado a los mexicanos.

Siempre le he entrado a los cambios que se han propuesto para mejorar la educación , no tengo miedo al cambio si es para mejorar , por si no lo sabes mi sindicato del que me siento orgulloso , siempre ha propuesto esos cambios .
Le entro al cambio , pero no en esas condiciones, porque no quiero ser cómplice de ver como lastimosamente acabas con la educación pública en México producto de tantos y tantos buenos hombres que la construyeron y la mantuvieron.
Recuerda que tienes la gran oportunidad de enderezar el rumbo y de no hacerlo que el peso de la historia te juzgue por lo que hagas y sobre todo por lo que dejaste de hacer.

A t e n t a m e n t e
un orgulloso maestro sindicalista y defensor de la escuela publica.

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de Chc21

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
174 Comentarios en “Carta de un maestro al presidente de México (reforma educativa)”