2013

La opinión de un estudiante ante la reforma educativa

educacionSEÑOR PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO
PRESENTE.

Soy un estudiante de tantos que asisten día con día a las escuelas públicas que se encuentran a lo largo y ancho del país, de muchos de los que tienen aspiraciones y sueños y que la mayoría de las veces deben recorrer grandes distancias para llegar a ellas, de aquellos cuyos padres trabajan jornadas enteras para que tenga una mejor preparación, de los que aún cree que la educación es el pilar para el desarrollo de cualquier país y que por lo tanto esta es responsabilidad del Estado y no de ningún particular bajo ninguna circunstancia.

Le pregunto ¿De qué le sirve una reforma en materia de educación que no trasciende de estar plasmada en un papel?, cuando no hay determinación por invertir en mejorar los espacios educativos ya existentes y en tener la visión y firme convicción de crear nuevos de mayor calidad que beneficiaran a muchos más como yo, que brinden la preparación medio superior y la superior, tome en cuenta que mantener la educación pública ha tomado muchos años y hasta de por medio ha existido el derrame de mucha sangre de aquellos que buscaban un mejor futuro para todos nosotros los ciudadanos niños, adolescentes, jóvenes que pretendemos salir adelante aún ante todas las adversidades que se pudieran presentar en el camino, por otra parte no se da cuenta que al afectar a aquellos que imparten catedra a diario en nuestras escuelas, nos está perjudicando a nosotros también, que está desapareciendo cualquier grado de motivación y pasión laboral que cada maestro siente por su profesión al poner en riesgo su empleo acaso no mide el grado de sus propuestas, la inconciencia lo absorbe de la mano de intereses mezquinos que no valoran lo necesario que es la permanencia de docentes y escuelas públicas kínder, primaria, secundaria, preparatoria, universidad.

Por el otro lado es totalmente incoherente que Usted y ambas cámaras pretendan cargarles el peso de responsabilidades a mis padres para poder seguir manteniendo la permanencia real y continúa de una escuela pública como tal, lavándose las manos como Estado en lo que respecta al mantenimiento, mejoras y todos los pagos concernientes a ella; cuando esto es parte esencial de su trabajo Garantizar, Brindar y Proteger la permanencia y mejora constante de las Escuelas Públicas ya existentes y el propiciar el crecimiento de las mismas, y la creación de más espacios que sirvan para satisfacer la demanda tan elevada que existe de más mexicanos como yo de ser preparados o lo que es lo mismo de tener un acceso más seguro a la educación en todos los niveles.

Lo invito a que recorra las escuelas que existen y conozca las condiciones reales en las que las mayorías funcionan y los “milagros” que a diario se hacen para que estas puedan prestar su servicio medianamente bien, le digo basta a todo esto para que quiere una Reforma Educativa de papel que en vez de beneficiar nos perjudica a todos y nos está limitando las posibilidades de crecer en un futuro a tan corto plazo, nos corta las alas sin antes a ver siquiera intentado volar y ¿para qué? para ahorrarse unos pesos más e invertirlos en instituciones y proyectos superfluos que solo benefician a un número contado de mexicanos, y nos deja a la mayoría volando sin un camino seguro condenándonos a convertirnos en manos de obra barata para empresas transnacionales, maquilas, el inmigrar y cualquier otro oficio mal remunerado, por un momento póngase en mi lugar y en el de miles que viven esta realidad y que no les queda de otra más que aceptar su destino impuesto aclaro no deseado, honestamente no es justo que paguemos los más vulnerables las ambiciones de aquellos que solo velan por un interés personal de la mano de un enriquecimiento. Privatizar no es mejorar, no hay garantía de nada el dinero no implica mejor calidad de educación ni mayor inversión en ella, someter al magisterio no es la forma de ganar voluntades y acabar con la unión sindical existente. Aquí se lo dejo de tarea a ver si así razona las cosas antes de actuar impulsivamente y sin conocimiento total de causa y teniendo respuestas a todas las interrogantes que se suscitan como consecuencia de sus intenciones de la mano “fiel” de sus diputados y senadores, a ver que siente al volver a la escuela y ser cuestionado de todo de la A a la Z.

ATENTAMENTE:
UN ESTUDIANTE PREOCUPADO POR SU FUTURO Y EL DE TANTOS MÁS COMO ÉL

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de Zorro ITQ

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
212 Comentarios en “La opinión de un estudiante ante la reforma educativa”