2013

Bullying – A grandes males, grandes remedios

bullyingHoy en la tele vi algo que me preocupo: el comercial de asepxia donde expone el bullying.

¿Porque me preocupo? porque la sociedad mexicana es como diríamos en mi familia, “imita changos”, porque los medios de comunicación nos bombardearon sobre el bullying, y como actuaban los jóvenes gringos ante este fenómeno, y nuestros imita monos lo copiaron (valga la rebuznancia), y ahora tenemos ese problema aquí en México. Y si por si acaso, los tarados de publicidad de asepxia, alientan este bullying y lo pasan a diario, como dice la pagina ¡Hazme el chingado favor!

Decían los viejos “a grandes males, grandes remedios”, y yo tengo la solución al bullying (y lo pongo a su consideración, lo que se hizo en mi caso):

1.- Denunciar el bullying ante las autoridades escolares. No se espante porque les van a decir una sarta de pendejadas y no va a hacer nada, pero hay que dejar constancia que se esta denunciando.

2.- Si es grave el problema, denunciarlo ante las autoridades. También no les van a hacer caso, porque es mas difícil de probar.

3.- Díganle a su hijo que les parta la madre a diestra y siniestra a los que tratan de abusar de ellos. Y si se acobarda su hijo, entonces entra el padre o la madre y a partir madres, no les interese cuantos años tenga quien abusa de su hijo, dejen de lado la estupidez y rómpale su madre.

Aquí entra mi dicho ” a que lloren en mi casa, a que lloren en la suya, mejor en la suya”

Así se acaba el abuso que sufren los niños y adolescentes.

El remedio créanme funciona: a mis hijos los estaban haciendo objeto de bullying, porque no respondían o por educación al centro de estudios donde estaban, respeto a los maestros o miedo a que los reportaran. ( ya que el que abusa es un cobarde y cuando se siente atrapado llora como una niña y hasta los padres lo defienden, por eso digo es muy difícil probar el bullying.) Ah! Y volviendo a lo que escribía:

Se reporto varias veces a la escuela, y se advirtió que mis hijos, tenían mi permiso de defenderse.

Le partieron la madre a los que abusaban de ellos, y fin del abuso.

Es drástico, pero funciona, así se debe de actuar:
no ir a escuchar a un estúpido terapeuta, donde nos dicen que la culpa es de uno. Basta de pendejadas y actuemos. Yo actué, y mis hijos siguen siendo las personas respetuosas, educadas y bien portadas, pero ya no se dejan de pendejos abusadores y cobardes.

Ojala les sirva de algo mi experiencia, y pongamos remedio a este mal.

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de Francisco

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
237 Comentarios en “Bullying – A grandes males, grandes remedios”