2013

El Bullying no mata dicen.

bullying-mexico Uno de los temas de moda en las escuelas es el Bullying, las opiniones en la mayor parte del tiempo es que muchas veces se exagera con esto, que es parte de la vida escolar y que esto forma el carácter, obvio con otras palabras como “que se curta el pinche chamaco” en muchas ocasiones creo que en efecto puede ser una exageración si lo ves caso por caso. Sin embargo el riesgo está ahí, probablemente 1 en un millón de las veces el “molesteo” por parte de uno de los gandallitas resultara en nada grave, pero si se toma en cuenta que algunas veces este tipo de manchadeses por parte de los chamacos puede resultar en algo grave ya no pienso que se exagera, por desgracia el fin (proteger a uno en un millón) lo justifica. Por desgracia como padres estamos ahí para no dejar que el criterio de lo que es peligroso o no recaiga en un chamaco de 7 años, porque hay que decirlo, una pamba con pica hielo a ojos de los chamacos muchas veces resulta igual que meterle la cabeza a un compañero al retrete, o un empujón en las escaleras, la intención muchas veces del molesteo es hacer reír a los demás y no causar un daño grave pero, las cosas no siempre resultan.

Aquí el caso de un niño de 7 años que muere producto de una molestada de otro niño de la misma edad, HECF, ¿se exagera al evitar el Bullying en las escuelas? Cuando ves las consecuencias en el peor de los casos creo que te das cuentas que no es exageración.

Jonathan “N”, de siete años de edad, murió por complicaciones derivadas del hundimiento de su cabeza en el retrete, que le propinaba uno de sus compañeros de la primaria Valentín Gómez Farías, en la comunidad de Encinillas, en Unión de San Antonio.

El presunto responsable, otro niño de la misma edad, ya tenía acusaciones de actos contra sus compañeros de salón. Según los testimonios, “Beto” hundió varias veces la cabeza de Jonathan en la taza del baño para pedirle sus monedas.

El 18 de febrero, Jonathan se sintió mal y lo llevaron a la clínica del IMSS, en Lagos de Moreno; el médico sólo diagnosticó “un mal estomacal”. Pero siguió grave: el 20 de febrero llegó de emergencia al Centro Médico de Occidente; en el transcurso tuvo tres paros cardiacos.

En sus pulmones había una infección por desechos del retrete. No pudieron salvarlo y murió el sábado pasado. Ayer fue velado. Sus padres demandaron al “Beto”, sus acompañantes y las autoridades de la escuela.

Enlace: http://www.eluniversal.com.mx/estados/89808.html

Cortesía de El Quesos

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
175 Comentarios en “El Bullying no mata dicen.”