2013

Si el campo fuera un banco, ya lo hubieran rescatado

campo_maizEn pleno debate sobre agravar con IVA a los alimentos, sería prudente pensar en quienes cosechan lo que ponemos en nuestra mesa todos los días. Los campesinos han sido uno de los sectores más dañados por las políticas de libre mercado, sobre todo con la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio en 1994. Actualmente, México es el país que más maíz importa en el mundo, es decir, que no estamos produciendo los alimentos necesarios para todos nuestros habitantes. En estos días, cosechar para muchos pequeños productores ha dejado de ser una actividad lucrativa para convertirse en un verdadero martirio: inversiones de 20 mil pesos por hectárea que apenas y alcanzan una ganancia neta de 8 mil pesos, secas intempestivas y heladas en tiempos de calor y el abandono gubernamental son sólo algunos ejemplos de la dura vida del campo mexicano. ¿Por qué lo siguen haciendo? Porque es su vocación, es su vida y aman su tierra.

Este vídeo lo hice para el lugar donde trabajo y lo que me hizo decir HAZME EL CHINGADO FAVOR fue que cuando me enteré cuanto dinero les quiere dar SAGARPA: apenas 1400 pesos por hectárea, cuando lo que invirtieron fue muy superior a eso. Los campesinos me dijeron que no tenían ni para las tortillas del día siguiente, y que seguramente tendrán que vender una parte de sus tierras para que se construyan casas que deterioraran más al medio ambiente capitalino.

No cabe duda, este mundo capitalista, si el campo fuera un banco ya lo habrían rescatado.

Liga directa: youtube.com

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de Sabino

Siguiente Entrada
Entrada Anterior
Siguiente Entrada
Entrada Anterior
162 Comentarios en “Si el campo fuera un banco, ya lo hubieran rescatado”