2013

El lavado de coche más caro del mundo

lavacochesQuiero escribir una vez más para contarles una anécdota. No sé que piensen ustedes acerca de la confianza en la demás gente, pero creo que esta se pierde cada vez más y más.

Se supone que una premisa entre las personas es que nadie es culpable hasta que se demuestre lo contrario, o aplica también a que no puedes desconfiar de alguien hasta que te hace una pendejada.

Yo siempre acostumbro llevar a lavar mi carcacha a pequeños autolavados en donde sea que ande, la verdad me evito la fatiga de estar limpiándolo yo y le echas la mano a la gente que ahí trabaja “honradamente”, ya sean chamacos sin quehacer o señores que por una u otra razón no pueden desempeñarse en otras cosas.

Resulta que seguido dejo monedas, o hay algunas en el piso, se supone que lo que está en el suelo del vehículo es basura, pero no tienen porque esculcarte tus compartimientos con la excusa de limpiar ahí también.

Estas vacaciones, después de pasar dos días en la playa en mi ciudad de origen (Lázaro Cárdenas), el auto estaba lleno de arena y polvo, así que lo llevé al autolavado, pero olvidé completamente sacar una lana que tenía para mi viaje de regreso ($1,000) a la ciudad donde trabajo (Querétaro). Iba con mi hermano y otro camarada, siendo honestos ibamos echando chelas, cuyas latas vacías también se quedaron ahí pa’l kilo. Terminaron, pagamos, y nos fuimos a descansar.

Al día siguiente escuché que mi carnal buscaba con insistencia su celular, y dije ¡¡¡no mames, el dinero!!! Y sí, como se podrán imaginar, el dinero no estaba. Las chivas que había en el compartimiento del carro estaban todas desacomodadas, los lentes de mi camarada ya no estaban, y como verán, echandole cuentas, la lavada nos salió en unos $2,070 pesos (incluyendo lo que les pagamos).

Obviamente al ir a reclamar negaron todo. Verdaderamente, Hazme el Chingado Favor, dije yo. Que poca madre tienen esos weyes. El dinero mal habido no dura, y pues sin ofender, con esas pinches mañas, nunca van a salir de lavacoches. Y yo, en la quincena me recupero.

Adiós a la confianza a lavacoches, valet parkings (que ya también me hicieron una), meseros, acomodadores (o viene vienes)…

Puta madre! si le agregamos a policías, funcionarios públicos, gobernantes, microbuseros, taxistas… en fin… ¿Que chingados va a ser de nosotros?
Estamos Jodidos Mexicanos, ¡Hazme el chingado favor!

P.S. Era viernes santo.

Cortesía de El Costeño

logo-la-banda

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
212 Comentarios en “El lavado de coche más caro del mundo”