2013

La extorsión y lo ridículo

extorsionHace unas semanas, a lo que pudiéramos llamarle redacción de este honorable blog, llego un e-milio que me llamo la atención. A primera lectura pensé que se trataba de un tipo de cadena pendeja, pero mientras seguía leyendo caí en cuenta que era una amenaza directamente contra este blog.

Básicamente lo que pedían era una “colaboración voluntaria” para evitar que nos tumbaran este sitio/blog. La persona que escribió esta ridícula extorción incluso nos explico como le haría para lograr su cometido. Termino su e-milio con lo siguiente.

“Saludos, entre más tarde su respuesta más sube la cooperación”

No puedo negar que por un momento le di un poco de seriedad al asunto, pero solamente un momento. En varias ocasiones ya nos han amenazado con tumbar el sitio, pero esta es la primera vez que nos piden dinero a cambio de que no lo hagan. ¡Hazme el chingado favor! Inmediatamente tomamos las medidas necesarias para proteger este espacio y San se acabo. Tres semanas después aquí seguimos sin nada que reportar sobre este asunto.

Todo esto me deja pensando en que tan lejos han llegado algunos gandallas por querer sacar una lana fácilmente. A muchos nos han llamado ya por teléfono con amenazas, a otros tantos por medio de redes sociales y unos más de forma mas directa. A final de cuentas, la extorción existe como sopa de todos los días en nuestro país y ahora llego hasta la forma mas ridícula como la que aquí les conté ya. Si, que ridiculez, pero al mismo tiempo que tristeza.

Y bueno, no debería darle mucha atención a la persona esta, pero si quiero mencionarle algo por si esta leyendo (y realmente espero que si lo lea).

Voy a depositar en tu cuenta un centavo de peso, por que eso es lo que vales. Te doy el centavo por que igual por ahí si eres buen padre, buen hermano o quizás buen hijo, pero de ahí en fuera, eso es el valor que decidimos darte. Amenazas pendejas ve a hacérselas a tu chingada madre por que aquí lo único que vas recibir de nosotros es ese centavo y un merecido “vete a la chingada” carnal. No es cuestión de hacernos los valientes, simplemente, ya estamos hasta la madre y no nos vamos a dejar.

¿No les gustó? Mándenme sus quejas picándole a esta liga.

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
119 Comentarios en “La extorsión y lo ridículo”