2013

Polis carteristas

poli_carteraPues aquí saludando a la banda de este querido y bien ponderado blog después de varios meses sin escribir algo.

Hoy quiero platicarles de la chinga que me pararon unos polis acá en la hermosa Cd. de Morelia capital del aún mas hermoso estado de Michoacán.

Bueno, bueno, entrando en materia. Resulta que el pasado viernes regresaba a mi humilde casa ya con unas chelas arriba por ahí de las 12 de la noche, en un cruce me paró una patrulla de la policía del estado (una pick-up ram); la verdad ni me fije en el número de patrulla ni los nombres de los “oficiales” pues no sirve de grande cosa reclamar o levantar una denuncia… es mucho muy probable que después de hacerlo el resultado se exactamente opuesto al que se desea obtener. Se bajaron 5 polis bien armados, intimidantes la neta, la revisión fue la de rutina, me bajaron del carro, lo registraron por todos lados, abrieron las puertas y se metieron a revisar la parte trasera (es un auto de dos puertas), la guantera, la cajuela, etc. desde luego no traía nada de que preocuparme. Mientras tanto, otros dos polis revisaron mi persona, me pusieron contra la camioneta de piernas abiertas y me revisaron. Aquí es donde viene lo interesante de la revisión, uno de ellos muy acomedido sacó la cartera de mi bolsa trasera y me la aventó sobre la cajuela para pedirme que YO sacara una identificación, la saqué, la mostré, “¿donde trabajas?” “¿a que te dedicas?”, “¿donde vives?” y listo, te puedes ir. Con una seña de “ya vámonos” con la cabeza, uno de los polis le indica al otro que ya estuvo. Se suben todos a la troca, se van y me dejan ir sin pedos. “Uuuuuffffffff, ya chingué!!! No me llevaron a la borracha!!!” Fue mi primer pensamiento.

Al día siguiente contando la historia de lo sucedido, recuerdo platicando “si wey… un wey me saco la cartera para pedirme una identificación… LA CARTERA!!!!”… Me levanto como pedo derechito a revisar mi cartera!!! Nada, ni madres!!! Limpia!!! En un pase de magia el pinche poli me dejó limpia la cartera… Se llevó los $500 varos que traía, uno de doscientos y tres de cien, no es mucho, pero eran $500 varos míos, yo los trabajé y los gané. De haber traido más lana, misma que se chingan!!! Seguramente así se avientan toda la noche, bolseando y extorsionando a la banda que trabaja y se gana la lana de manera honesta. Es increíble que la misma policía sea la que nos robe y de la que nos tengamos que estar cuidando. Son delincuentes con permiso para delinquir… Ni modo que te les pongas al pedo!!!

Ese es mi comentario, lo sé, la cagué, no debí manejar pedo, debí perdir un taxi, debí poner atención de mis pertenencias, pero bueno, ¿Como podría yo desconfiar de un policía honesto que me saca la cartera de la nalga para pasármela y yo le muestre una identificación? Así que banda, pónganse listos cuando los revisen los polís en una noche de alcoholes.

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de El Tlatoani del Barrio

logo-la-banda

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
140 Comentarios en “Polis carteristas”