2013

Agente del Instituto Nacional de Migración pasado de lanza

modulo-inm Durante un viaje de Fresnillo, Zacatecas a Ciudad Juárez, Chihuahua el pasado 16 de Junio, fui testigo de un acontecimiento que me hizo exclamar el ya cotidiano ¡HECF!

En el módulo del Instituto Nacional de Migración (INM) de la central camionera de Fresnillo, el agente del INM estuvo hostigando a una jovencita que no parecía ser mayor a los 14 o 15 años de edad simplemente porque no traía consigo una identificación oficial, al querer pasar al área de andenes para abordar su camión. El agente le estuvo preguntando, una y otra vez, que si realmente era mexicana, pese a que la jovencita le repetía una y otra vez que sí. Al ver que la joven se notaba algo abochornada, el mismo agente, en presencia de algunos agentes más de seguridad y de los federales que revisan el equipaje, le exigió que si no traía identificación oficial, de alguna otra manera tenía que comprobarle su nacionalidad mexicana. Este agente entonces le hizo las siguientes preguntas:

¿Quién es Benito Juárez? ¿Dónde nació Benito Juárez? ¿Que “hizo” Benito Juárez?

La chica, quizás a consecuencia de lo apenada que estaba por la situación o quizás por su corta edad o por el pobre sistema educativo de ese su país [si han visto el documental “de panzazo” saben a lo que me refiero], no pudo contestar ninguna de esas 3 preguntas. Entonces, el agente continúo con la interrogación de la siguiente manera y esto en frente del resto de los pasajeros en la fila:

¿Cuál es el nombre verdadero de Pancho Villa? ¿Donde murió Pancho Villa?

La chica tampoco pudo contestar esas, pero creo que ni el agente sabía las respuestas. Por último, el honorable agente, y evidente historiador, del INM junto con los otros 2 o 3 imbéciles trabajadores gubernamentales, dice “entonces que nos cante el himno nacional para ver si de verdad es mexicana.”

Fue en ese momento que me salió el primer HECF. Al fin de cuentas, la joven ya roja de pena y nerviosismo, no pudo cantar el himno y el agente la dejo pasar al andén ya sin problemas como si se apiadara de ella, por fin.

Ahora, unos minutos después de este incidente aun sentado junto al módulo del INM, uno de los pasajeros con los que viajaba desde Fresnillo, este con rumbo a Estados Unidos, se me acerco y cándidamente me comento que había olvidado pagar su permiso de turista en la sucursal de Banjercito, pero que el mismo agente del INM le había sellado ese mismo permiso por una módica cuota, mordida, colaboración, o como la quieran llamar, de solo $200 pesos; la mitad de lo que regularmente se tiene que pagar.

Al escuchar eso es donde si me salió un grito de HECF. Este cuate está hostigando a una jovencita por no traer una identificación oficial, haciéndole preguntas que ni en un examen de ciudadanía o naturalización aparecerían, y ahora tiene la desfachatez de estar aceptando mordidas por trámites de migración. Esa chica quizás no sabía mucho de historia, ni de cantar, pero estoy seguro que si es mucho más honesta que este agente corrupto. Solo una muestra más de porque México está como esta. Ahí les dejo esa pequeña muestra para que la analicen y si es posible, me ayuden a denunciar a este agente aprovechado y deshonesto.

Cortesía de Elber Galarga

logo-la-banda

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
668 Comentarios en “Agente del Instituto Nacional de Migración pasado de lanza”