2013

El muñeco de boda no se baja del pastel

pena-nieto-television No me gustaría decirles, “se los dije”, pero se los dije. En poco más de siete meses del gobierno de Peña Nieto la cosa no pinta nada bien para el país. La violencia sigue igual que en el sexenio de Calderón pero con la modalidad de que ahora al gobierno no le interesa discutir ese tema y lo manda a un nivel secundario. La inseguridad sigue y los muertos también, Michoacán es la última muestra de la violencia en el país con la diferencia que Calderón por lo menos fue a poner cara de pendejo a Ciudad Juárez pero Peña sigue arriba del pastel y no se ha parado en Tierra Caliente para “supervisar” la estrategia de seguridad.

Los michoacanos mueren por indolencia oficial. Tierra Caliente es el nuevo Ciudad Juárez, con la diferencia de que, por lo menos, Calderón sí fue a esa frontera y se permitió que una mujer lo cuestionara frente a las cámaras. Ahora, el muñequito de boda sigue arriba del pastel. Que nadie lo toque, que no se atrevan muchos menos esa prensa que le ayudó a llegar, a cuestionarlo. Con gran tristeza se puede decir que en materia de seguridad el gobierno de Peña Nieto es, hasta ahora, una mala copia, más trágica e insolente –porque ni siquiera escucha– del de Calderón.

Enlace: http://www.sinembargo.mx/opinion/25-07-2013/16180

Y es que desde un principio se veía venir que la estrategia de seguridad del PRI pasaba por cambiar la percepción del tema de la violencia entre la población. La idea era que la situación de seguridad mejoraba porque simplemente los medios ya no la cubrirían como antes. Si los reportes de violencia en la television disminuye es porque ¿seguramente la va cosa mejor? … ¡que bueno es el PRI!. Y así fue:

Felipe Calderón es hombre de detalles. De obsesiones, dirían sus críticos. Como presidente, podía disertar al vuelo, sin notas, sobre las bandas criminales, su genealogía, su estructura. Tenía en las yemas de los dedos los datos, las cifras oscuras… Poseía un asombroso mapa mental de la ruta de la sangre y la geografía de las reformas institucionales. Su gusto por las minucias de la guerra se desplegaba en cada discurso y cada conversación.

Enrique Peña Nieto es hombre de conceptos. De lugares comunes, dirían sus detractores. Sus afirmaciones sobre seguridad se ubican en la estratósfera, lejos de las definiciones concretas. El tema no le encandila y tal vez le aburra. Parece acomodarle más la frase hecha que el dato puntual, más los compromisos genéricos que las estrategias detalladas. La intensidad de Calderón ha sido sustituida por una parsimonia que quiere cambiar de tema.

El contraste se nota en el tono que ha adquirido la discusión pública sobre la violencia en los últimos meses. De la alusión cotidiana y estridente al crimen y las balas, pasamos al murmullo, cuando no al silencio. Un reporte reciente del Observatorio de los Procesos de Comunicación Pública de la Violencia mostró una caída sustancial en la cobertura de temas de seguridad, tanto en la prensa escrita como en los medios electrónicos, durante el primer trimestre de la actual administración federal.

Enlace: http://www.nexos.com.mx/?P=leerarticulo&Article=2204214

Para terminar de componer la situación la desaceleración económica que está sufriendo el país es brutal. En el mes de mayo 2013 se crearon tan solo 6,929 nuevos empleos formales, una cifra inferior en 72.7% a lo registrado en mayo del 2012. Los efectos de la famosa reforma laboral ni sus luces, los trabajadores mexicanos perdieron importantes beneficios con la esperanza de que se crearan mejores empleos, cosa que de momento no está funcionando. Aunado a esto las ventas minoristas entre enero y mayo registraron una baja de 0.1%, en comparación con el crecimiento de 4.8% del mismo periodo de 2012. En el sector del comercio al mayoreo, las ventas sufren una caída acumulada fue de 5.5% en los primeros 5 meses del año.

Y por si fuera poco el gobierno de Peña arranco subejerciendo el gasto público en el primer trimestre de año, situación que quisieron componer al cierre del segundo trimestre sin considerar que el subejercicio del primer trimestre ya había trastocado la economía mexicana.

Así las cosas se discuten todo tipo de reformas como la hacendaria, electoral y la venta del petróleo energética, mientras la población sigue muy preocupada y sobre todo indignada con el Chepo de la Torre… ¡HECF!

Después de todo solo los nacos protestan ya que en este país una gran mayoría se cree VIP.

Cortesía de Told Ya

logo-la-banda

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
417 Comentarios en “El muñeco de boda no se baja del pastel”