2013

El arrastrado de Delta

delta_discapacidadBueno, esta es una nota algo vieja pero aún así quisiera compartirla con ustedes.

La historia se desarrolló en EEUU y gira entorno a Baraka Kanaan, quien es un exprofesor universitario que sufre parálisis de las piernas y es por tanto incapaz de caminar (no me digas).

Pues bien, el profesor Kanaan (que se encontraba en Hawai) debía asistir a una conferencia en Massachusetts, por lo que un par de semanas antes se comunicó con la aerolínea para advertirles de su discapacidad y de que requeriría de un ascensor así como de una silla de ruedas para poder subir y bajar del avión. Para sorpresa del profesor, al desembarcar en Massachusetts, resultó que Delta no contaba con el equipo requerido por él. Entonces éste tuvo que arrastrarse por la pista (aunque no tengo idea de cómo diablos se subió al avión en primer lugar) para llegar a la terminal (y luego se arrastró al taxi o algo así).

Después del primer incidente con la aerolínea, Kanaan se quejó con ellos y les recordó que para su viaje de regreso necesitaría del equipo antes mencionado. Dicho equipo tampoco estuvo disponible en su viaje de regreso (otra vez, ¿cómo se subió al maldito avión?), de modo que tuvo que arrastrarse una segunda vez…bueno, en esta ocasión una amable azafata le ofreció un cartón para que no se ensuciara la ropa y Delta Airlines le ofreció 25,000 millas de viajero…pues…esto…peor es nada… ¿no?

En fin, todo lo anterior sucedió el año pasado y la noticia fue publicada recientemente debido a la demanda que el profesor entabló contra la malvada corporación Delta…pero le dieron un cartón ¿qué más quería, un trato digno? No con ese color de piel (ni con ese salario).

En fin fin, para los que hacemos un drama de todo, la falta de capacidad de la aerolínea (que sabía que necesitaba tal equipo) es causa de indignación. Porque digo yo, ni que ese idiota fuera el único discapacitado que se ha subido o se subirá a sus aviones. ¿Todos los incapaces de caminar deben arrastrarse por las pistas de aterrizaje del país sin nombre? no lo creo, ¿tienen tantos cartones para ofrecer? no lo creo, ¿tienen un solo cartón pero lo piden de regreso una vez en la terminal? no lo creo, ¿en la terminal se materializó mágicamente una silla de ruedas para que Kanaan no tuviera que arrastrarse por las inmundas calles de Massachusetts? no lo creo. En definitiva, si Delta Airlines quiere seguirse jactando de ser una empresa de primera categoría, es menester que revise sus procedimientos porque evidentemente el sistema tiene alguna falla.

PD El maldito zoquete que esté censurando mis comentarios se ha ganado un lugar en el lado oscuro de mi corazón.

¡Hazme el chingado favor!

Cortesía de censurado

logo-la-banda

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
241 Comentarios en “El arrastrado de Delta”