2013

Vicente Fox es la reencarnación de Antonio López de Santa Anna

antonio-lopez-de-santana-y-vicente-fox El escritor Jesús Batta comparte con los lectores de este blog su articulo sobre Vicente Fox donde lo compara con uno de los innombrables de la tragicomedia nacional, Antonio López de Santa Anna. El articulo fue publicado originalmente en el sitio Zona Franca.

Ante la polémica surgida por el propio Vicente Fox de que es mejor que todos los presidentes y emperadores que han gobernado el territorio que actualmente se denomina México, buscamos contribuir para respetar la memoria de esta persona ilustre de la picaresca nacional.

Similitudes

1. Santa Anna llegó a la Presidencia de México por los partidos liberal y conservador y Fox llegó por el PAN y apoyo del PRI.

A Santa Anna no le importaba la ideología, ni la coherencia, ni tener principios morales de ningún tipo, lo que le interesaba eran las glorias del poder.

A Vicente Fox no le importa haber llegado por el PAN y haber traicionado a Josefina Vázquez Mota, lo que le interesa es contar con los favores del Presidente en turno.

2. Santa Anna como Presidente de México vendió más de la mitad del territorio nacional y Fox dio concesiones mineras y no cobró impuestos a extranjeros.

Su Alteza Serenísima, en lugar de combatir en Texas a favor de México, se dejó llevar por los encantos de una mulata y copado por el ejército texano se rindió y renunció a que Texas siguiera siendo parte de México; también vendió Arizona, Nuevo México, California y La Mesilla, por unos cuantos dólares.

Vicente Fox concedió concesiones a mineras extranjeras por millones de hectáreas y el subsuelo a empresas de Canadá, Australia y Estados Unidos, sin cobrarles casi impuestos por la extracción de oro, plata y demás metales.

En la venta de Banamex y Banco Internacional Vicente Fox dejó de cobrar más de 4 mil millones de dólares en impuestos a las empresas extrajeras CITICORP y HSBC.

3. Santa Anna ordenó tirar al Rio Pánuco las municiones del ejército mexicano y Fox desmanteló el Cisen y los servicios de inteligencia.

Como parte de la traición a México a favor de Estados Unidos, Santa Anna dejó de surtir municiones al General Anaya y a otros generales, además mandó tirar al Rio Pánuco las municiones dejando en desventaja a nuestro ejército, cuando los gringos nos quitaron más de la mitad de México.

Vicente Fox desmanteló los sistemas de inteligencia mexicanos y permitió a los sistemas de inteligencia gringos operar casi sin restricciones en México, poniendo en desventaja a las instituciones mexicanas.

4. Santa Anna no puso orden en empresas mineras extranjeras, las cuales dañaron la naturaleza y el entorno; Fox permitió inyectar al yacimiento Cantarell gases que provocaron viscosidad en el petróleo y la reducción de su vida útil en 75%.

Por negligencia de Santa Anna, las mineras extranjeras explotaron los yacimientos y a las personas y nunca pagaron los daños y perjuicios y Santa Anna nunca les llamó la atención.

Por recomendaciones de empresas extranjeras se inyectó gas en forma masiva en los yacimientos de Cantarell, provocando que la extracción fuera muy costosa y que se dejara de explotar, a pesar de que apenas se había extraído el 12% del petróleo de las reservas probadas.

5. Ambos tuvieron nacionalidad española y un puesto público los hizo cambiar de nacionalidad.

Antonio López de Santa Anna, era un criollo nacido en la Nueva España, por lo cual tenía nacionalidad española; cuando le ofreció Agustín de Iturbide el puesto de Coronel del ejército insurgente, adoptó la nacionalidad mexicana.

Vicente Fox, por el hecho de ser hijo de madre española, tenía en la nacionalidad española, la cual conservó en la mayor parte de su vida, recibiendo los beneficios del uso de pasaporte extranjero y tener una doble nacionalidad (en aquella época no estaba permitido por las leyes mexicanas la doble nacionalidad por lo cual estuvo en la ilegalidad por sus primeros 50 años).

Durante su primera campaña para la gubernatura de Guanajuato en 1991, los medios de comunicación le recordaron a Vicente Fox que para ejercer el puesto de gobernador de Guanajuato debía tener la plena nacionalidad mexicana.

En este sentido, realizó los trámites correspondientes en esas fechas, cuando debía haber renunciado a su otra nacionalidad en 1961 cuando cumplió los 18 años.

6. A ambos les gustaba delegar el poder y la autoridad en sus subordinados.

Antonio López de Santa Anna delegó en 11 ocasiones la presidencia de la República en diferentes personas, ya que no le gustaba enfrentar el trabajo operativo emanado del poder.

Posteriormente se trasladaba a su hacienda de Manga de Clavo, Veracruz, ya que apreciaba las peleas de gallos que organizaba.

Vicente Fox desde que tomó el poder delegó sus actividades en quienes llamó sus 32 gobernadores, para tener libertad como Presidente de México y a viajar por el mundo; en sus ratos libres visita la hacienda familiar San Cristóbal.

7. Ambos siempre rechazaron estar inscritos a algún tipo de ideología o doctrina.

Santa Anna representó en diferentes etapas de su vida a liberales, conservadores, federalistas, centralistas y en general a todo el espectro ideológico de aquella época, lo único que le interesaba era tener el poder.

Vicente Fox, a pesar de que militó en el PAN, cuando le convino apoyó al PRI y esto no le causa ninguna molestia ni moral ni ética.

8. A ambos les gusta la gloria derivada del poder y no el ejercicio del poder.

Santa Anna aceptaba encabezar cualquier movimiento de sublevación que tuviera factibilidad de triunfo, porque las entradas triunfales al poder, los tedeums y demás celebraciones implicaban el engrandecimiento de su persona ante los mexicanos.

Fox tiene una gran necesidad fisiológica por ser reconocido, por eso hace declaraciones sin ton ni son, que se contradicen pero su objetivo es que se hable de él.

9. Ambos ejercieron un liderazgo carismático.

Santa Anna impactaba con su porte militar con todo y sus condecoraciones, figura que era venerada por los mexicanos de aquella época, como una especie de salvador de la patria en épocas de convulsión.

Fox impacta con su imagen de Cowboy, siempre y cuando no le digan que se parece a los vaqueros de la película “Secreto en la Montaña”.

10. A ambos les molestó el trabajo de escritorio.

A Santa Anna le molestaba escribir edictos, reglamentos y demás trabajo burocrático, cuando tenía oportunidad de abandonar este trabajo, dejaba esto a su gente de confianza y encabezaba al ejército mexicano en diversas batallas o cuidaba de sus gallos y les organizaba peleas o trabajaba en su hacienda.

Vicente Fox siempre afirma que no le gusta estar “aplastado”, por lo cual siempre viaja sin oficio ni beneficio.

11. Fox y Santa Anna apreciaron los valores extranjeros más que los mexicanos.

Santa Anna siempre se refirió a los mexicanos como léperos y a los soldados nacionales con sobrenombres que denotaban inferioridad; incluso buscaba importar mercenarios suizos para su guardia personal; buscó la migración de europeos y les ofrecía tierras y haciendas para que vinieran a mejorar la raza de los mexicanos; el extremo era su admiración por Estados Unidos a tal grado, que anunciaba como un acto de patriotismo la entrega de la mitad de México. Nunca fue un presidente responsable.

Vicente Fox, aparte de que se siente superior a cualquiera de nosotros los mexicanos, es un racista consumado al decir que los negros no quieren el trabajo que realizan los mexicanos, al decir que nos engañaron como chinos o al decir que las mexicanas son lavadoras de 2 patas.

12. Ni en Fox ni en Santa Anna, el gusto por los libros.

Santa Anna trataba a los hombres cultos con desprecio no importando que tuvieran diversas ideas. A Benito Juárez siempre lo denominaba con insultos por el sólo hecho de ser indio, a Lucas Alamán cuando pertenecía al Consejo de Ministros, le encomendaba actividades serviles, porque él consideraba que quien mandaba eran las armas y no los libros. Los intelectuales le servían de adorno colateral.

Vicente Fox ha tenido contacto con intelectuales connotados de México, los cuales le reportan servicios de asesoría personal y de amistad.

Con comprobar que la directora de Conaculta fue Sari Bermúdez, es como para morirse de risa y vergüenza ajena.

13. Ambos utilizaron un lenguaje vulgar y apreciaban el trato populachero.

A Santa Anna le gustaba departir con el público en los palenques de gallos, incluso invitaba rondas de aguardiente para todos, compartiendo con ellos un lenguaje lleno de frases vulgares, para llegar al pueblo que representa.

A Fox le gustan los mítines, las entrevistas, las visitas de improviso a la calle y siempre tiene el gusto de tratar al público con un lenguaje que él denomina de carretonero.

Como puede comprobarse esotéricamente, Fox es la reencarnación de Santa Anna.

Nota Completa: http://zonafranca.mx/

Cortesía de Jesús Batta

logo-la-banda

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
411 Comentarios en “Vicente Fox es la reencarnación de Antonio López de Santa Anna”