2013

Solución de la obesidad: Más conciencia que ciencia

mexico_gordoQue tal blogueros, al principio no sabía si hacer mi siguiente aportación sobre la obesidad o acerca del profundo conflicto personal que me causa Paulo Coelho… decidí que la primera opción es la mas objetiva y trascendental. Total, Coelho dejará de escribir algún día (gracias a Dios).

Previo comenzar a decir todas las barbaridades que pretendo, me disculpo si soy algo ortodoxo con mis propuestas y entiéndase que no tengo nada en contra de aquellas personas que por alguna u otra razón son prisioneros de sus adipocitos, al contrario me interesa su situación. Se que puedo llegar a decir cosas ilógicas o utópicas, mas queda claro que no soy un experto en economía, pedagogía, política, etc… pero por esas mismas razones es que lo comento en este espacio.

En la actualidad sabemos que la cuestión corporal tiene implicaciones directas en nuestra salud tanto física como mental. Cifras del Consejo Nacional para la Prevención Contra Accidentes del 2011 revelan que las 4 primeras causas de muerte son: diabetes, enfermedades del corazón, cardiovasculares y hepatopatías. Sumando el porcentaje de estas asumen el 64.66%, como dato adicional y para una comparación el quinto lugar pertenece a los homicidios (8.3%). Si de algún modo la obesidad no es la causa primaria de estas 4 primeras enfermedades (que en muchos casos si lo es), contribuye al agravamiento de las mismas.

Entonces basándonos en lo anterior la reflexión es: la gente hoy en día tiene miedo de la inseguridad y de ser violentamente finado; cuando en realidad muchos andan cargando su propio asesino personal suyo de ellos :P, lo consienten y lo alimentan, hacen lo posible para que no se aleje de ellos con el sedentarismo y además se lo ofrecen a sus hijos… Nos ponemos muy bravos con el gobierno cuando exigimos se preserve nuestra integridad, pero si el problema se trata de nosotros… nos hacemos de la vista gorda.

Bueno, vámonos con mas datos: ¡Les tengo una buena noticia! ¡No somos el país con mayor porcentaje de obesidad en el mundo! Yeeeeeeeeiiii. Es en serio, no lo somos, los tres primeros lugares son Nauru (71.1%), Las islas Cook (64.1%) y Tonga (59.6%)… hay todavía otros 16 países que nos superan en tasas de obesidad. Queee??? No me crees?? Que eso no es lo que te dijo Lolita Ayala??? Pon “Nauru obesidad” en Google…

Entonces, ¿por qué México es ahora considerado el país ‘más gordo’?. Porque tiene el mayor índice de obesidad de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). En México, en el 2008 la prevalencia de obesidad en adultos alcanzó 32.8%, superando por primera vez a Estados Unidos, que según el mismo informe, registró 31.8%. ¡Yeiiiii por fin le ganamos en algo al vecino del norte! Bueno en futbol también (esta vez si lo aborde porque en mi pasada aportación dijeron que me faltaba hablar de este tema para que fuera un artículo completo).

Hablemos ahora de lo que mueve al mundo, así es, el dinero. Según la Unidad de Análisis Económico de la Secretaría de Salud, en el 2008 se destinaron 67,000 millones de pesos (5.1 billones de dólares) para atender asuntos de salud vinculados con el sobrepeso, como la diabetes, problemas cardiovasculares, hipertensión, problemas renales y de hígado. Se calcula que para el año 2017 los problemas de obesidad costarán a México entre 70,000 y 101,000 millones de pesos (de 5.4 a 7.7 billones de dólares). Imagínate cuanto dinero se esta desperdiciando, que pudiera ser utilizado para las campañas de nuestros políticos :P.

Podría hacer mas referencia a los efectos perjudiciales en todos los ámbitos que ocasiona la obesidad… Pero ya me dio weba… Así que por eso traigo los 5 puntos de Otro Rollo sobre la obesidad! (Propuestas)

1. Escuelas: Bueno pues uno como quiera, pero las criaturas… Hay que aumentar en todos los niveles las horas de educación física e incentivar el deporte en las escuelas, no vender a los pequeñuelos productos dañinos para su salud y en vez de darle dinero a ellos, aportar para un comedor escolar con un menú vigilado por un nutriólogo, quien a su vez, previa capacitación en pedagogía, impartirá clases de nutrición en todos los niveles. (A parte les damos chamba a nuestros nutriólogos que irónicamente se andan muriendo de hambre, no se crean mis nutris pero si están de acuerdo conmigo que son bien remunerados). No importa que los niños salgan a las 6 de la tarde de la escuela.

2. Impuestos y Alimentos: Hey, hey, hey, no se me altere gente, yo se que impuestos y alimentos no se puede usar en una misma oración sin que te mienten la madre. Me explico: Impuestos para alcohol, REFRESCOS, televisiones y sistemas de cable. Doña María se queja con la nutrióloga que no le alcanza para la dieta que le puso, pero se encabrona si le dices que no vea la novela de las 9 con su coquita y sus papitas, aparte su marido no sale de la cantina… la mejor forma de sacar de su alcance esto considero es haciéndolo mas caro, igual con los impuestos se puede solventar el costo a salubridad que estos implican (quiere pagar la piedra para romper la ventana, pues va a pagar la ventana también)… mejor que se quejen que no les alcanza pal chupe, que pa la dieta.

Ahora que ya tiene dinero, para que compre saludable: rotular los alimentos con un tipo semáforo de acuerdo a los componentes nutricios de este, verde=bueno, amarillo=moderado y rojo=Muerte con una calavera que diga Veneno y con impuesto también! Jajajajaja… Además de quitar la publicidad engañosa de estos y aparte del valor nutrimental que se pone por raciones, poner un valor completo del producto que compras. Y algo que considero importante, es dejar de asociar juguetes con alimentos chatarra o hamburguesas. Los niños son tontos cuando se trata de juguetes, si aparecieran juguetes en las autopistas, en unos meses acabarías con la población infantil y ya no sabrías si te volaste un tope o solo era otro niño que atropellaste.

3. Certificado de Obesidad: Cuantas veces no hemos ido por un certificado médico, nos ponen peso y talla, pero para un diagnóstico de obesidad no necesitas más que eso, le sacamos su IMC a la persona y pumm: “A lo mejor ya le habían dicho esto en otras ocasiones Don Wuicho, pero médicamente, usted esta gordo” Si a esto le aunamos una prueba sanguínea para determinar glucosa, colesterol y otros marcadores que se pueden determinar con tiras reactivas baratas, tenemos un mejor certificado médico. Si el certificado ya te lo cobran (el papel y la tinta), mínimo que valga la pena. Y además hacer pacto con las empresas, instituciones y demás para que exigan a sus empleados al contratarlos uno de los previamente mentados y posteriormente uno anual.

4. Ofertar apoyo: Hay mucha gente obesa que mentalmente ya esta motivada para perder kilos y no tiene los recursos cognitivos sobre cual es la mejor manera. El plan es incluir la obesidad dentro de los seguros médicos primordialmente los gubernamentales, para que un equipo multidisciplinario constituido por un médico, nutriólogo, preparador físico, psicólogo, trabajador social; previamente capacitados para trabajar como equipo, brinden orientación a las personas ya decididas a perder peso… si doña Concha bajo de peso y al esposo de Doña María ya se le voltean los ojos cuando sale por las verduras, creen que Doña María no se motiva :P

5. Hábitos y costumbres: Abolir las escaleras eléctricas y restringir el uso de elevadores con sus obvias excepciones es un ejemplo de esto. Se pueden identificar hábitos generales que ocasionan sedentarismo para mejorar la actividad física cotidiana. Así como separarnos poco a poco de algo que nos identifica como mexicanos, sentimos orgullo de ello y nos representa en el mundo: nuestra gastronomía (no toda por supuesto). Lo que se disfraza como una tradición es lo que ocasiona el estereotipo mexicano en el mundo: el gordito bigotón sombrerudo. Me refiero a los tacos, las enchiladas, pozole, gorditas y todo lo que puedas freír. Si nuestro referente gastronómico fueran ensaladas otro estereotipo tendríamos. Como diría el Divo de Juárez: “No cabe duda que es verdad que la costumbre, es mas fuerte que el amor propio”. Bueno añadí la última parte para que se adecuara a mi post.

Espero haya inquietado mentes, que ese era mi objetivo. En serio mexicanos, ¿Cuanto nos puede costar? ¿7 billones de Dólares?

Agradezco a mis amigos nutris, médicos, maestros y borrachos, con quienes al discutir con ellos en cualquiera que fuese el contexto, influenciaron este post.

Cortesía de J Cesar Pintor

logo-la-banda

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
390 Comentarios en “Solución de la obesidad: Más conciencia que ciencia”