2013

¡USA, USA! ¡Viva Donovan! ¡Viva Nixon! – Jairo Calixto Albarrán

papaloys Les comparto esta opinión acerca del “desastre nacional” que en realidad es el desastre de los patrocinadores, promotores y televisoras. No queda más que decir que “totalmente de acuerdo”. Por cierto, este Jairo Calixto es lo único rescatable de milenio.com hoy en día.

Así coreaban los derrotistas de siempre, que no podían sino gozar la caída del gran equipo mexicano, que vendió cara su derrota. Un resultado amargo que hace palidecer a temas superficiales como las luchas magisteriales, la negativa de la clase media a pagar tantos impuestos (si las mentadas fueran gravadas las colegiaturas serían intocables).

Muchos apátridas esperaban este resultado negativo del Tri a los gringos en Columbus, con la esperanza de que ello desatara un gran exorcismo sobre el futbol mexicano que arrasara con toda esa fauna que, según aves de mal agüero, solo sabe hacer dinero pero que no de ética deportiva. Una luz cegadora, un disparo de nieve que borrara de pronto a Decios, Iñárritus y Compeanes que han convertido a la Femexfut en la fuente de todas las vergüenzas.

Entendámonos sin neura: los ratones verdes no llegarán en primer lugar a los mundiales, sería el desastre, el fin de bonitas tradiciones tercermundistas. Es como si las reformas gubernamentales fueran bien consensuadas, humanitarias, justas, inteligentes y con visión de futuro. Mínimo se suelta el Armagedón.

El chiste es que haya ansiedad, angustia y desesperación.

Lo bonito es que el equipo tricolor que tiene mucho corazón no lo demuestre nunca en la cancha. Y que todo sea melodrama ranchero y que corran técnicos hasta que llegue el héroe de esta película de panboleros tristes, papá. Algo muy parecido con lo que ocurre con las reformas, sobre todo las hacendarias, que suelen convertirse en objeto de terror, hasta que algún partido político da alguna pelea. Claro, la pelea está más arreglada que las del Canelo, pues el villano, en este caso el IVA, mantendrá su papel de macho alfa dejándosela caer a los contribuyentes.

Ojalá Videgaray y sus papaloys del SAT por lo menos dejen algunas deducciones: cuando te agarre un bloqueo de la CNTE o un promo del SNTE; si Tena vuelve a llorar como nunca la ausencia del Chepo de la Torre; en caso de secuestro, levantamientos o cosas así.

Ya me imagino a los patrocinadores del TRI, que deben traer a México en la hiel, queriendo colgar de sus partes nobles a todos los de la Femexfut. Mejor que los obliguen a pagar el ISR de la afición, antes de correrlos.

Como sea, si el futbol se hunde en el infierno como la economía nacional al borde de la recesión, siempre nos quedará la selección mexicana de basquetbol comandada por el maese Gustavo Ayón que sí va al Mundial.

¿No les gustó? Mándenme sus quejas picándole a esta liga.

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
612 Comentarios en “¡USA, USA! ¡Viva Donovan! ¡Viva Nixon! – Jairo Calixto Albarrán”