2013

Llamada de atención sobre la negligencia médica

Hola amigos. Vagando por el famoso face me encontré con esta triste noticia de una estudiante de la UNAM que, gracias a nuestro inestable sistema de salud, lleva 4 meses en una cama del hospital esperando recibir la atención médica digna que todos merecemos y que solo a unos cuantos les llega.

jessica_guzman

CANCÚN, MX.- Jessica Guzmán Macías, de 26 años, se accidentó el 26 de mayo pasado en la carretera Playa del Carmen-Cancún, frente al Sams, en la entrada sur de la ciudad. Tuvo 12 fracturas en diversas partes del cuerpo, y desde entonces, vive postrada en una cama de hospital.

Jessica, junto con un colega se trasladaba al hotel Iberostar de Cancún, a un congreso de Odontología, donde ella participaría como ponente, para obtener así el título de cirujano dentista por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), pero en unos segundos su vida cambió por completo.

El auto que guiaba se estrelló contra otro vehículo, y de pronto, ella se vio con el volante incrustado en el estómago, las piernas rotas, los fémures expuestos, y desangrándose.

“Llegó la Cruz Roja y me trasladaron al Hospital General de Playa del Carmen, allí, no me hicieron nada, me tuvieron en una camilla mientras yo seguía desangrándome, no me hicieron ni siquiera un lavado quirúrgico”, dice la joven…

…Los doctores de Playamed de Playa del Carmen le dicen que la trasladarán a la clínica de esa misma empresa, en Cancún, pero antes de dejar la clínica de Playa del Carmen, la hacen firmar un pagaré para cubrir los seis días de hospitalización y durante los cuales no le hicieron nada; porque la aseguradora no responderá por los gastos.

Fue en Playamed Cancún, seis días después del accidente, que el doctor Fernando Granados le dijo a los padres de Jessica que necesitaban operarla pues estaba en riesgo de sufrir una trombosis y morir. Para ese momento la cantidad de sangre que había perdido Jessica era considerable, pues no la habían tratado de las fracturas; no le habían hecho nada, más que mantenerla drogada; pero el dolor era tal que ya no había droga que lo mitigara.
Nota completa: noticaribenews.blogspot.mx

Siendo estudiante de medicina en una universidad púbica reconocida no puedo evitar sentir decepción y vergüenza al ver las barbaridades que pasan en este sector que tanto quiero y que tanto me ha dado. No puedo si no preguntarme hasta dónde somos capaces de llegar en el trato infrahumano que reciben muchos de los pacientes. El caso de Jessica es un ejemplo exagerado pero muy descriptivo de lo que nos toca ver todos los días en los diferentes servicios. Parturientas que dan el “camazo” porque nadie se cuidó de revisarlas cada media hora, sino cada 1 o 2 horas. Pacientes de trauma que llegan con vendas de hace 1 mes llenas de sangre vieja y pus porque nadie les dijo que tenían que cambiárselas. Pacientes que llevan 2 meses con sonda (y unas infecciones de miedo) porque la doctora no tuvo tiempo de cambiársela a los 15 días, como se debe. Pacientes que llevan semanas en sala de urgencias, entre gritos, gente corriendo y pacientes chocados, porque nadie se tomó la molestia de hacerles el pase a piso.
¿Y de quién es la culpa? ¿Del interno que se quería ir temprano? ¿De la enfermera que andaba de malas?¿Del residente que lleva 25 horas sin dormir?¿Del médico que no quiso perder el tiempo con un paciente grosero? ¿Del político que prefirió subir su sueldo en lugar de contratar más personal para la clínica?. De todos un poco, en mi opinión.

No sería justo decir que todo en este negocio es negativo. He visto personal de la salud hacer verdaderos milagros logísticos con los pocos recursos con los que se cuentan: hacer una sutura con un hilo de 5 cm con tal de no tirarlo, usar campos (las telas azules que se usan en cirugía) como cobijas de recién nacido, quitar suturas con agujas (no siempre hay bisturís), usar recipientes vacíos de soluciones como envases para muestras patológicas o macetas, etc, etc. Además claro, de milagros logrados con los pacientes a través del estudio, la perseverancia, la inteligencia y el amor a la medicina.

Yo me considero nueva en este mundo de los hospitales y hay muchas cosas que ignoro, pero si de algo estoy segura es que antes de ser médicos, enfermeras o cualquier cosa, somos seres humanos y lo mínimo que podemos hacer para hacerle honor a ese título es tratar a nuestros semejantes con dignidad, como los seres únicos e importantes que son.

Actualización: Jessica fue trasladada el 02 de octubre al Distrito Federal , al hospital Magdalena de las Salinas, como puede leer en esta nota. noticaribenews.blogspot.mx

Cortesía de Sofía

logo-la-banda

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
406 Comentarios en “Llamada de atención sobre la negligencia médica”