2013

Una cabra fue al juzgado a declarar después de ser violada

cabraHay momentos en la vida en los que la realidad supera por mucho a la ficción. Momentos en los cuales no hay ni a quien darle la razón, porque sencillamente no existe siquiera una razón válida de la cual se pueda sacar un argumento coherente, y precisamente este es uno de esos tantos momentos que nos hacen decir HECF, y de una manera bien justificada por cierto.

Pues resulta que en Kenia, un hombre llamado Katana Kitsao Gona (de 28 años), tendrá que pasar diez años en la cárcel tras admitir los hechos de haber mantenido relaciones sexuales con una inocente cabra, luego de que lo sorprendiera otro sujeto en pleno acto sexual.

Un vecino, el principal testigo de la violación, declaró que fue a orinar detrás de un arbusto y descubrió a Kitsao teniendo sexo “salvaje” con la cabra que no dejaba de berrear de dolor. El testigo cuenta que había otros animales pastando cerca.

Luego de esto, el dueño alertó a los policías locales para poner bajo custodia a Kitsao como sospechoso de la violación.

Por su parte, el veterinario local indicó que tras revisar a la cabra su vulva sangraba de forma inusual, por lo que se confirmó la versión del testigo quien lo miró todo y dio aviso al dueño.

El juzgado de Kenia decidió que la cabra debería estar presente en el proceso como parte de las pruebas contra Kitsao, pero como era de esperar, no realizó ninguna declaración concluyente.

Aunque Kitsao pidió perdón y argumentó que tenía una esposa discapacitada que dependía de él, la magistrada Muthoni Nzibe, lo sentenció a 10 años de cárcel, una pena récord en Kenia para el bestialismo o zoofilia.

Dicen que cuando la cabra escuchó la sentencia no pudo más que berrear de felicidad y escupió un cumulo de saliva a su agresor.

¡HECF!

Cortesía de Garibaldi

logo-la-banda

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
455 Comentarios en “Una cabra fue al juzgado a declarar después de ser violada”