2014

De redes sociales, escaparates y secretos

facebook3Hace poco leía un artículo que planteaba las 10 razones por las cuales Facebook comienza a desaparecer. Ha comenzado el ocaso de una de las redes sociales más importantes de los últimos años, esta no es la novedad, sino quién o quiénes serían los sucesores. Descendiendo de la colina está Facebook, donde todo se convierte en público, qué, con quién, dónde, cuánto, nos enteramos quién nace e incluso, tristemente, quién muere en tiempo real. Subiendo como espuma aparece Whisper, donde el anonimato es la base de interacción, la dinámica es sencilla, una cuenta, un texto, una imagen de fondo, no hay mucho más, excepto sus acciones, que al día de hoy, 9 meses de su creación han crecido; en promedio, la gente pasa más de 20 minutos por día con Whisper, comprobando su contenido 8-10 veces por día. Whisper ha recaudado $ 25 millones de inversionistas.

La historia, que para este punto a mí me parece más leyenda urbana que biografía autorizada dice que su CEO Michael Heyward, siendo profesor planteó una curiosa actividad a su clase “Levante la mano quién aún sea virgen”, la respuesta que obtuvo fue radical, todos mantuvieron sus manos sobre el pupitre, la siguiente indicación fue vendar los ojos de todos, apagar la luz y pedir que levantaran la mano quién fuera virgen, la mitad del aula levantó la mano. Este interesante ejercicio nos plantea: ¿Qué pasaría si dijéramos lo que no nos atrevemos a decir a los demás porque no es lo que se espera de nosotros? Esa es la diferencia de redes como Facebook donde mientras más expuesto mejor, a Whisper donde se cuenta lo que no se expresa fácilmente. Para los hispanoparlantes no es novedad redes así, pues desde hace tiempo en ascodevida.com nos veníamos enterando de manera anónima de las desgracias ajenas.

¿Será acaso que la generación Y, egoísta, narcisista, superficial, floja y adicta a las selfies está huyendo de los focos de exposición donde la competencia por la atención es voraz y la presión social intensa está migrando hacia redes donde en realidad puedan compartir, de manera genuina lo que son como personas? O ¿Es simplemente otro escaparate del ego? No lo sé, lo único que tengo claro es que hoy hice mi primer post en Whisper, mi pecho no es bodega, y si lo sabe un dios, que lo sepa un mundo, solo que de manera anónima. Hazme el chingado favor.

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
587 Comentarios en “De redes sociales, escaparates y secretos”