2014

El otro lado de la moneda

Adriana_Manzanares Sin duda uno de los temas que más robo la atención de la opinión publica fue el de la supuesta secuestradora Francesa que salió libre debido a un proceso irregular que nuestras competentes y bonitas autoridades, la gran mayoría de las personas que conozco se sintió indignadísimo por dicha situación, si bien la suprema corte no determino que la Franchute fuera inocente si dictamino una irregularidad en el proceso que le llevaron, a final de cuentas la historia la sabemos, aquella anda en Francia feliz de la vida cortesía de una bola de ineptos que no pudieron llevar un proceso como se debía y le abrieron la puerta del tambo. Es de risa ver que si se trata de castigar a alguien los Mexicanos nos ponemos las pilas para hacer un escándalo sin embargo cuando el caso es muy similar pero donde al parecer una indígena fue sentenciada injustamente a la prisión por supuesto homicidio, muy pocos dicen algo.

Resulta Ayer la Suprema Corte ordenó la liberación de la Indigena Adriana Manzanares, quien en un principio había sido condenada a 22 años (de los cuales ya había estado 7 en prisión) tras sufrir un aborto. Su historia bien podría ser llevada al cine por la cantidad de injusticias de las que fue motivo a causa del machismo tan arraigado en su comunidad.

Resulta que Adriana Guerrerense de la comunidad de Ayutla de los Libres, era una mujer casada, el esposo en ese entonces decide irse para el gabacho a trabajar como muchos en ese otros estados, Adriana después de algún tiempo, pues no aguanto los calores y comenzó una relación con una nueva pareja de la cual quedó embarazada, estando embarazada su familia en especial su padre según testimonios, le acomodaba unas madrinas para que se “le quitara andar de casquivana”, total que con el tiempo la Mujer tuvo un aborto en su casa mientras estaba acompañada de su pareja nueva, el bebe nació sin vida según ellos, en un gran error por parte de ella, por el miedo ellos nunca dieron aviso a las autoridades y enterraron al producto de ese amor prohibido que la sociedad había maldecido, cuando su Padre se dio cuenta, el y su tío el delegado de la comunidad, los llevaron a la plaza del pueblo donde al más puro estilo de un pasaje de la biblia fueron apedreados (valioles madre el dicho del que esté libre de pecado y así).

Posteriormente fueron presentados al MP, quien los consigno por Homicidio, el juicio fue un desmadre, el hombre resulto ser inocente y fue liberado, la indígena culpable y fue condenada a 27 años de fresco bote, posteriormente reducidos a 22, hasta aquí ya vamos suficientes Hazmes pero aún hay más, durante el juicio a Adriana no se le proporciono un traductor, ya que ella no hablaba español, su abogado no hablaba su lengua, las pruebas presentadas eran irregulares puesto que en ningún momento se comprobó que el menos hubiera nacido vivo (ella misma indico que de tanto madrazo que le daban sin llevarla al servicio médico le provocaron el aborto).

Total el juicio al igual que con la francesa fue un reverendo desmadre, la corte después de analizarlo otorgo ayer por unanimidad que la indígena debía salir libre de inmediato o lo que es lo mismo en chinga. Al igual que con Cassez, no se determinó que fuera inocente, sin embargo se determinó que con ese juicio llevado tan de manera pinche no se le podía declarar culpable.

Por ahora el caso de Florence está mostrando el otro lado de la moneda, el lado que lejos de lo que muchos pensaba sería útil, una persona con pocos recursos, que fue maltratada golpeada y desde mi punto de vista injustamente encarcelada hoy está libre, le han robado 6-7 años de su vida, que no se le devolverán ni a ella ni a sus hijos que por desgracia no tuvieron madre por tanto tiempo, por desgracia no todo es color de rosa, ella está libre y en medida de lo posible retomara su vida, pero no habrá un castigo para aquellos que hicieron mal su trabajo, el padre y el pueblo que la apedrearon y golpearon escudados en sus “usos y costumbres” el juez que no pudo ver omisiones tan sencillas en un caso que el llevaba como el que la acusada no hablaba español y necesitaba un traductor y peor aun que determino que el padre era inocente y la madre no.

El MP que emprendió un proceso legal utilizando pruebas piteras, por desgracia esto pasa más de lo que se imaginan, por desgracia esto seguirá pasando mientras los encargados de impartir justicia no carguen con un costo al no hacer bien su trabajo, no era un caso tan complejo, sin duda alguna aquí el problema fue el machismo y racismo del pueblo Mexicano, por desgracia aquellos que tiraron caca cuando Cassez fue liberada, difícilmente voltearan a ver el caso de Adriana y harán lo mismo en contra del sistema de justicia ahora. Se nos fue Florence pero bien valía la pena dejarla ir si es que vamos a ver más Andrianas libres utilizando como precedente el caso de la Francesita.

Me despido con un bonito “El que esté libre de pecado, que aviente la primera piedra.”

Enlace: http://www.milenio.com

Cortesía de El Jocoque Maldito

logo-la-banda

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
244 Comentarios en “El otro lado de la moneda”