2014

Los 5 empresarios más fraudulentos de México

fraude-fiscalNo cabe duda que en México tu suerte puede cambiar de la noche a la mañana si es que tienes el contacto adecuado. Empresas que de la noche a la mañana crecieron y sus dueños se volvierón inmensamente millonarios por el hecho de tener “una palanca” en el Gobierno, en alguna instutución financiera o algo por el estilo… Pero ¿cuales son las 5 empresas más fraudulentas en México? Aquí el top 5. (Cabe aclarar que este listado partidos políticos como el PRI, PAN, no entran, esos no son empresarios, ni mexicanos, simplemente son ladrones)… esas son las cosas que nos hacen decir: hazme el… chingado

1. Oceanografía – Amado Yañez Osuna
Amado Omar Yáñez Osuna es un empresario mexicano, Director General de Oceanografia S.A. de C.V. y dueño de los Gallos Blancos Querétaro Fútbol Club. El nombre de Amado Yáñez Osuna, en Campeche, es sinónimo de poderío, algo así como el “amo del petróleo”. Empresarios y políticos lo describen como hombre generoso por la aportación económica que hizo a la ciudad, pero tras el aseguramiento por parte de las autoridades federales de su empresa Oceanografía, pocos son los que quieren recordar una anécdota de cercanía con él.

Siendo uno de los principales proveedores de Pemex, era muy conocido de todos su adicción a sustancias psicoactivas y al empezar a laborar para la empresa tuvo muchísimas dificultades de relaciones con los socios ya que no mostraba en lo absoluto ningún interés para el progreso de la misma, contratando varios “guaruras” a su servicio lo que causaba molestias en los socios americanos quienes decían que ni ellos tenían tanta seguridad como la que ostentaba Amado Yàñez Osuna.

En Febrero de 2014, el grupo bancario Citigroup denunció un presunto fraude por 235 millones de dólares registrado en un préstamo que Banamex concedió a Oceanografía, empresa suspendida recientemente por Petróleos Mexicanos (Pemex) por incumplimiento del pago de fianzas establecidas en contratos. Y esto es la punta del isberg, se dice que Amado Yañez amazó una fortuna de mas de 800 millones de dolares, todos ellos basados en contratos preferenciales, evasión de impuestos, evasión de prestaciones a empleados y -técnicamente- robo a otras empresas. Amado Yañez sigue profugo de la justicia y con tanta lana…

2. Alvárez Puga – Alejandro Y Víctor Manuel Álvarez Puga
En el 2010 comenzaron las investigaciones que realizan el SAT, la PGR y el IMSS en contra del despacho de abogados de los Alvarez Puga por fraude y evasión fiscal. Con 10 años de ejercicio y con más de 700 clientes a nivel nacional, Álvarez Puga & Asociados, está siendo investigada por las autoridades federales por lavado de dinero y evasión fiscal. Un artículo de The New York Times del 8 de febrero de este año, se refería a una firma de outsourcing de los hermanos Álvarez Puga, Alejandro y Víctor, que de ayudar a sus padres en los años noventa a llevar un pequeño puesto de comida frente a la terminal de autobuses en Tuxtla Gutiérrez, ahora se encuentran al frente de una firma valuada en muchos millones de dólares, viajan en aviones privados, tienen propiedades en Nueva York y clientes alrededor del mundo.

Dice el periódico que la poderosa firma provee servicios administrativos y consejos fiscales a una larga lista de compañías, además de elaborar esquemas para no pagar impuestos y aconsejarles otras prácticas fraudulentas. La investigación que ha llevado a emitir criterios de las autoridades contra los hermanos Álvarez Puga, también ha levantado un revuelo de enorme evasión fiscal sobre la poderosa industria outsourcing en México, así como también sobre profundas y muchas veces cuestionables relaciones entre las empresas y la política.

Auditores del gobierno han identificado al menos 6 mil 500 firmas de outsourcing que no han pagado los impuestos de sus trabajadores. La noticia de The New York Times podría servir para escribir toda una novela y, desde luego, no permite comentarla en su totalidad en este artículo.

Entre otros escandalos, es bien conocido que sus oficinas corporativas ubicadas en Santa Fe, DF, son un bacanal: drogas, “edecanes” en todos los pisos para ser llamadas por los directivos para prostituirse y tener sexo en sus oficinas o bien, llevarlas en aviones privados para las reuniones que tienen con políticos -gracias a los contactos que tiene uno de sus socios, el hijo de Santiago Creel-.

En Chiapas Víctor, en conjunto con su hermano Alejandro, controlan antros y bares; casualmente todos los antros fueron “quemados” por los Z’s a excepción de los que pertenecian a los Álvarez Puga.

Víctor Manuel Álvarez Puga participo en un plagio de un menor de edad, mismo que fue recuperado gracias a la presión que ejercieron miles de twitteros, en aquel momento, el doctor Mario Alberto Priego Feria relató el drama que sufrió para poder estrechar nuevamente a su pequeño Alex, revelando persecuciones, amenazas e injusticias a las que se enfrentó y que logró superar gracias al soporte de más de 1600 seguidores del twitter, quienes lo alentaron cuando las fuerzas y las esperanzas parecían perderse, incluso cuando llegó a creer que su hijo estaba muerto. Vanessa Hernández es la madre del pequeño Alejandro, de acuerdo a lo que relató Mario Alberto Priego al momento de la desaparición del niño tenían dos años de estar divorciados, por lo cual ella decidió habitar en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, donde trabajaba como asesora de la firma Álvarez Puga y Asociados. Esta persona contaba con información privilegiada que en caso de ser revelada a las autoridades, podría ser determinando en el encarcelamiento de Víctor y Alejandro Álvarez Puga.

A principios del 2011 Vanessa Hernández entrega el niño a su padre, al parecer tras recibir serias amenazas contra su integridad en un intento de presionarla para que no revelara la información, pues faltaba poco tiempo para que “explotara la bomba” del escándalo de fraude. Por esta razón, el doctor Mario Alberto Priego Feria señaló a los dueños y directivos de Álvarez Puga y Asociados como los responsables de la desaparición, recibiendo por este motivo amenazas de muerte e incluso persecuciones que lo obligaron a exiliarse del estado de Chiapas en varias ocasiones…..

Las oficinas de los Alvarez Puga en Santa Fe fueron cateadas en correspondencia a las investigaciones de la Procuraduría General de la República en relaciòn a una presunta defraudación fiscal por más de 500 mil millones de pesos en contra del Sistema de Ahorro para el Retiro (SAT) y el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), donde además se vieron involucradas más de 23 mil empresas que contrataron los servicios de la firma, según señala diario Milenio en edición digital del 20 de diciembre del año pasado.

Actualmente Alejandro y Víctor Manuel Álvarez Puga gozan de libertad y este último mantiene un ilidio amoroso con Inés Gomez-Mont, mientras miles de trabajadores resultarón afectados y con perdidas de patrimonio.

3. Grupo Posadas – Gastón Azcarraga
Caso Mexicana

Gastón Azcárraga empezó a trabajar para Grupo Posadas desde 1984; su preparación académica fue en la Universidad de Anáhuac como ingeniero industrial, y más tarde con una maestría en Administración de Empresas en la Universidad de Harvard. En sus inicios Grupo Posadas fue creado con la razón social de ‘Promotora Mexicana de Hoteles’.

La quiebra técnica de Mexicana de Aviación es un fraude maquinado porque la empresa de Gastón Azcárraga se benefició de créditos de Bancomext y Banorte por un monto de 3 mil millones de pesos, misma lana que los accionistas y trabajadores de Méxicana nunca vieron. Azcárraga enfrenta más de 20 denuncias que han sido interpuestas por los trabajadores de la aerolínea que lo acusan a él y al resto de los accionistas de llevar a la aerolínea a la quiebra.

El 2 de mayo de 2012 Azcárraga Andrade dejó a su hermano José Carlos la presidencia de Grupo Posadas; en septiembre del siguiente año vendió sus acciones, hecho que resultó en una guerra de demandas con sus hermanos por no darles preferencia en la oferta de venta.

El 19 de febrero de 2014 la Procuraduría General de la República giró una orden de aprehensión en contra de Gastón Azcárraga Andrade por operaciones con recursos de procedencia ilícita. Actualmente esta prófugo y Mexicana en quiebra. Los ex-trabajadores de Mexicana siguen sin la posibilidad de cobrar sus salarios vencidos.

4. Banca Cremi – Carlos Cabal Peniche
El diagnóstico del paso de Carlos Cabal Peniche como principal accionista de los bancos Cremi y Unión estuvo marcado por operaciones fraudulentas, tanto en el manejo de los recursos como en la información proporcionada a las autoridades, en especial sobre los fideicomisos empleados para financiar la compra de las instituciones. En su fugaz paso como principal accionista de Cremi y Unión -menos de tres años-, Cabal Peniche defraudó 700 millones de dólares, según diversas acusaciones del anterior gobierno, que ahora no han sido ratificadas en tribunales. Por él, los mexicanos pagamos el FOBAPROA

En 1988 comenzó a administrar la empresa platanera San Carlos del Golfo y extendió vínculos para la exportación de pescados y mariscos a Estados Unidos, Canadá y el sudeste asiático. El 10 de noviembre de 1991 Cabal Peniche adquirió en 878 millones de pesos las acciones del BCH, al que después denominó Banco Unión.

Para 1992 encabezó el Grupo Empresarial Mexicano, que compró la empresa Del Monte Fresh, la mayor comercializadora de frutas del mundo, y contó con el apoyo de Nacional Financiera y de sus socios para pagar 560 millones de dólares por esa operación. En 1993 adquirió de Raymundo Gómez Flores 76 por ciento de las acciones de Cremi, con lo que al combinarse con Banco Unión formó el quinto banco en importancia del sistema financiero.

Fue en 1993 cuando Cabal Peniche comenzó a desviar recursos que habían depositado los ahorradores en sus bancos para concederse autopréstamos, así como para otorgar créditos a diversas empresas que no contaban con capital suficiente para liquidarlos.

Entre las empresas a las que desviaba recursos se encontraban Oasis Nautic, Operadora Enlace, Confinter Operación y Sistemas y Operadora de Equipos, que acumularon fraudes por más de 600 millones de pesos.

También, de acuerdo con la información entregada a la Cámara de Diputados, entre noviembre de 1993 y 1994 Cabal Peniche coordinó la entrega de 25 millones de dólares para campañas políticas del PRI, entre ellas la de Zedillo y la de Roberto Madrazo.

5. Grupo Lazga
Fundado en 1989, Grupo Lagza tiene sus oficinas centrales en Rosarito. En sus promocionales señala que su objetivo es promover el “desarrollo inmobiliario en la costa de Baja California”. Su “mercado original” era la venta de propiedades a los estadunidenses. Pero en los últimos años “ha centrado sus esfuerzos en atraer a los compradores de la clase media de Tijuana”.

Lagza enfrenta denuncias penales por diversos fraudes cometidos contra compradores de vivienda. Un caso reciente es el de los habitantes del fraccionamiento Misión del Mar II, en el municipio de Rosarito, quienes demandaron a la compañía porque, sostienen, les vendió terrenos que se encuentran embargados por el banco HSBC.

Cortesía de ElPatulin

logo-la-banda

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
317 Comentarios en “Los 5 empresarios más fraudulentos de México”