2014

Cambiarlo todo para que no cambie nada, PRI

camara_diputadosLos integrantes del Instituto Nacional Electoral en México fueron designados por la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados. El ‘espíritu’ de la reforma electoral (por lo que ve a este rubro) se fundamentó en la necesidad de contar con un mayor nivel de confianza, evitar la influencia de grupos locales de poder, privilegiar perfiles profesionales, homologar tiempos y formas electorales. Todo lo anterior luce bastante bien, sin embargo habrá que ver las propias sombras, resultado de las supuestas luces de la reforma:

1. La confianza de los órganos electorales no depende del cambio de estructura legislativa que intervenga en su designación, sino de un mayor número de personas que participen en la integración de los órganos electorales.

2. Por lo que ve a la influencia de los grupos de poder lo mismo da que sean legisladores locales o federales quienes designen, finalmente obedecen a intereses partidistas y no ciudadanos.

3. Privilegiar perfiles profesionales en efecto es lo deseable, sin embargo de los designados 6 ‘nuevos’ consejeros están plenamente identificados con el IFE y esto contradice el punto 1.

4. Homologar tiempos y formas electorales puede ser posible en una nación diferente a México. El derecho al reconocimiento de la forma de organización de los pueblos indígenas atendiendo a usos y costumbres, seguramente será violentado (o al menos disminuido) con la instalación de esta nueva institución electoral.

En resumen, estos aspectos, exaltados por los diputados federales, en verdad parecen arreglos cosméticos, que de igual forma dejan ver una intentona centralista que le permitirá al grupo encumbrado en el poder, recuperar su influencia, perdida durante los últimos 20 años. ¡HECF!

Cortesía de Protector de Hongos

logo-la-banda

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
228 Comentarios en “Cambiarlo todo para que no cambie nada, PRI”