2014

No a la Prohibición de los Circos con Animales

elefante_circoÚltimamente ha estado en boga el hecho de que lleva un tiempo un circo Atayde aquí en Aguascalientes y las protestas “Pro-Animal” que han resultado en contra de sus shows con animales, bueno… eso y las agresiones resultantes por parte del equipo de seguridad de la empresa a algunos protestantes y a un diputado del Partido Verde que no tenía nada que hacer ahí. Personalmente me parece que eso del conflicto que hubo entre las personas es harina de otro costal y por lo mismo, guardaré mi opinión para otra ocasión, lo que de verdad me interesa es la lucha que se suscita contra las empresas de espectáculos con animales en mi estado y mi país.

Para exponer un poco de lo que se argumenta en contra, extraje estos párrafos del sitio www.change.org donde se presenta una petición para la prohibición de los circos con animales en este país:

“Durante años la exhibición de ejemplares de vida silvestre en espectáculos, ferias y demás eventos públicos, ha sido erróneamente considerada una práctica cultural; la utilización de estos ejemplares lejos de mostrar la naturalidad de los mismos, de fomentar su cuidado y valía, deja a la luz los actos humanos que atentan por completo contra la preservación de éstos.

Se suman día a día evidencias de prácticas dolosas en contra de estas especies, que van desde la separación de su medio natural, pasando por mecanismos inadecuados de traslado, mala alimentación, resguardo, hacinamiento e incluso, tráfico ilegal de estos ejemplares.

Los trucos que “tanto gustan” al público, se obtienen tras horas de entrenamiento por demás extenuantes que causan una enorme angustia y sufrimiento a los animales sometidos; padecimientos físicos provocados por la repetición incesante de ejercicios que les resultan muy incómodos, pues natural es que un elefante reparta su peso en cuatro patas y no sólo en una; que un tigre salte para cazar a su presa y no para atravesar un aro encendido con fuego…

Aunado a lo anterior, con la prohibición del uso de ejemplares de la vida silvestre en espectáculos, circos o exhibiciones, no sólo ayudaremos a erradicar el maltrato animal y a la disminución de la extinción de nuestra fauna nacional, sino al combate al tráfico de especies de vida silvestre, pues además de los malos tratos que ya hemos mencionado, no se pueden dejar de lado las prácticas ilegales en las que ocasionalmente incurren los administradores o dueños de estos espectáculos.”

No pongo más párrafos sobre artículo (la liga a la petición está al final) porque ya sería un exceso, al final y en resumidas cuentas creo que se puede decir que las principales razones para estar en contra son que no es algo natural de los animales hacer trucos, el maltrato animal al que se expone a las criaturas, que se le prive de la vida silvestre que merecen los animales, entre otros motivos. Me parece que todas las razones que se han expuesto son de cierta manera válidas pero creo que hay otras consideraciones que tomar en cuenta antes de intentar proceder con más protestas, o peticiones forzadas que pudieran terminar en políticas populistas, que a mi parecer pueden perjudicarnos más tanto a ciudadanos como animales de circo.
Si usted está parcialmente enterado de todo el asunto, probablemente sabrá que la solución planteada mediante la prohibición de los circos con animales en México (o cualquier entidad) es que dichos seres vivos puedan ser transferidos a santuarios para animales, o que por otro lado sean mantenidos por el gobierno, o bien… que los circos simplemente vayan a otro lado a hacer sus espectáculos (pero creo que no es la intención).

A) Santuarios

De entrada, no existen instituciones sin ánimo de lucro aquí en México que tengan la capacidad REAL de mantener un solo león “rescatado” en estado saludable y por muchos años. Recordemos que al retirar a los animales de los circos éstos tienen que ir a algún lado, no pueden simplemente desaparecer e irse por sí solos a un lugar mejor como lo hacen las orcas asesinas en el cine. Estas criaturas deben ser cuidadas en un hábitat estable, por profesionales y con grandes dosis de comida específica todos los días. Así es, como en los zoológicos, pero no en un zoológico porque estos por lo regular pertenecen a grupos privados que buscan precisamente el lucro y que no estarían dispuestos a mezclar animales de un tipo con criaturas extraídas de otro tipo de vida. ¿Usted pondría a Tarzán a cuidar a sus hijos nomás porque sí?

Otro factor que no deberíamos olvidar, y que es muy importante además: EL DINERO. ¿Un zoológico aceptará recibir estos animales con goce como si se tratara de un regalo? Lo dudo bastante. Como cualquier empresa, los zoológicos también tienen costes fijos que reflejan el gasto de la manutención, cuidado y tratamiento de cada uno de los animales en su interior (y sus hábitats), y con ello establecen precios y demás. ¿Se imagina cuidar de 100 animales más? Solamente 100 de los miles que serán rescatados. Y no olvidemos que estamos hablando del oneroso y adinerado sector privado, no entremos en detalles con respecto a las ONG sin ninguna capacidad económica en nuestro país. ¿Cuánto está dispuesto a donar al año?

B) Gobierno

¿Sabe usted de dónde obtiene dinero el gobierno?

Si respondió “De lo que se roban del pueblo”, mejor salga a protestar de una vez.
Si por otro lado respondió “De los impuestos”, está usted en lo correcto, siga leyendo.

El sistema financiero mexicano funciona con el dinero obtenido de la recaudación fiscal de los ciudadanos (también de emitir bonos de deuda, pero es otro tema). Dentro de este tópico, es importante mencionar que un gran porcentaje de los mexicanos económicamente activos se encuentran dentro de la informalidad laboral, es decir, no pagan impuestos. Los demás, tratan de librarse de ellos por medio de estrategias fiscales que reducen sus contribuciones a hacienda. ¿Qué significa esto? Significa que en México no existen muchos incentivos para volcarse a la formalidad laboral y pagar impuestos, como probablemente hacen los circos. Esto deriva en que si usted plantea que se elabore un plan de cuidado de los animales fomentado por el gobierno, prepárese porque los contribuyentes probablemente no estarán felices al saber que están manteniendo a más de 2000 animales que usted decidió “rescatar”.
¿Con cuánto dinero calcula que puedan cuidarse todos los animales? Mucho, y mucho al año. Estamos hablando de terrenos, construcción, contratos, creación de las instituciones necesarias y demás. Podrá argumentar que se generarán empleos, pero ciertamente el costo-beneficio simplemente no cuadra. Aunque creamos que el gobierno empleará a esas personas que se quedarán sin trabajo por la legislación contra los circos con animales.

No me malinterprete, me encantan los animales y me gusta verlos libres y felices. Pero estamos tratando con un problema ya bien enraizado en nuestro país, cortar de un solo tajo un problema en particular no suele ser normalmente la solución. Si usted está de acuerdo conmigo y considera que ni las ONGs y el Gobierno serán capaz de dar un cuidado apropiado e INMEDIATO a los animales de circo, probablemente lo pensará dos veces antes de apoyar una legislación que generará más problemas que soluciones.

Empeorar y poner en crisis a las empresas circenses sólo hará que busquen formas de mejorar su estructura, y deshacerse de los animales de manera comercial antes de que sean “rescatados”, esto quiere decir que los venderán al mercado negro o a particulares que busquen mascotas exóticas para sus propiedades privadas ¿debería una persona como usted o yo poseer a algún animal que requiera más cuidados que un perro o un periquito? Creo que no.

Mi propuesta es trabajar por mejores regulaciones a los circos, apuntar a la creación de un vigilante para estas empresas, con auditorías e inspectores sanitarios. Que tal sería proponer actos con animales que puedan transmitir el amor a la fauna a su público, mejorar los actos o proponer entrenamientos que no resulten en maltratos. Estoy de acuerdo en que el estado de derecho es escaso y pobre en nuestro país pero eso no debería detenernos para pedir que prospere el cumplimiento de la ley, que al final es responsabilidad de todos que esta se cumpla. Finalmente considero que es muy importante que existan activistas como aquellos que luchan por los derechos de los animales, pero creo que es todavía más importante que seamos consciente de las situaciones y contextos que nos rodean ya que al final, podemos causar tanto daño como aquello que queremos cambiar.

¡HECF!

Cortesía de A. Pérez

logo-la-banda

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
92 Comentarios en “No a la Prohibición de los Circos con Animales”