2014

Y aquí estamos, de regreso

feliz_regresoCesen las lágrimas, consuélese el dolor y aventuren una sonrisa que el tan esperado regreso ha llegado.

Hace poco más de un mes los analistas políticos, desde el starbucks de su preferencia, vociferaban lamentaciones acerca de lo idiotizados que estaríamos con el mundial, y que, por supuesto, el gobierno aprovecharía tal ensimismamiento para dejarnos ir todo el paquete de reformas. Doloroso vaticinio proclamaban.

Se lamentaban de vernos como mosquitos que se acercan peligrosamente a esa luz que recién se enciende.

Y tenían razón, no del todo, pero en parte sí. Al menos yo cuando vi jugar a la selección, no pensaba en otra cosa que no fuera la alegría de estar en la fiesta deportiva más importante, poco me importaba que se hubiera llegado a esa instancia dando tumbos (señoritas, señoritos, en el fútbol no se puede ser objetivo). En la quiniela me tocó Croacia, así que además de la selección nacional, también estuve atento al desempeño de los croatas. Cuando se enfrentó México contra Croacia no dude en gritar cada uno de los tres goles anotados por lo mexicanos.

En esa parte tenían razón, vivimos en el mundial y fue bonito estar al menos noventa minutos sin preocuparte de las granadas, de los secuestros, de las ratas que están en el poder y de las ratas impunes.

El lloriqueo de que durante el mundial nos la iban a dejar irineo es, señoritas señoritos, infundado. Los políticos del pri, el pan, el prd, todos ellos, pueden hacer y deshacer en la hora y en el momento que se les de su regalada gana. ¿Por qué? Sencillamente por qué tú y yo los pusimos en el poder, sencillamente porque no hay un solo político honesto, ninguno de ellos quiere reformar para el bienestar de los más jodidos, ni la clase media, ni los ricos. Ellos gobiernan, para aquellos que pueden aportar millones de pesos en sus sucias campañas.

La (pseudo) izquierda mexicana es una prostituta que con bandera de social, limosnea el voto, pero alza la mano para aprobar reformas de derecha, luego se desdice y argumenta infantil que no leyeron el proyecto (o sea pendejos y presumidos). Del pri y del pan, no hay mas que decir que lo que vienen demostrando. A los demás partidos no los enuncio no porque sean honestos o quieran hacer realmente algo por México, sino porque esos partidos solo están mamando la ubre del INE, haciendo ricos a sus dirigentes con tus y mis impuestos.

Ahora estamos de regreso, la mirada atenta a las novedades del día a día, y, amiguitos, les tengo noticias. Con o sin mundial nos la van dejar cayetano.

Disfruten nuestro feliz regreso.

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
38 Comentarios en “Y aquí estamos, de regreso”