2014

Encuentran fosas clandestinas en Guerrero: podrían ser estudiantes desaparecidos

fosas-clandestinas-iguala En este país las fosas clandestinas son noticias cotidianas, usualmente las fosas clandestinas son la marca registrada del crimen organizado. Pero en esta ocasión en Iguala, Guerrero, se han encontrado fosas clandestinas que se sospecha pertenecen a los más de 40 estudiantes normalistas desaparecidos hace unos días y cuya sospechosa desaparición se le atribuye a las autoridades municipales de Iguala.

La historia comenzó hace unos días cuando en un zafarrancho lleno de confusión, gente en la calle, crimen organizado y estudiantes normalistas que protestaban en la calle termino con policías municipales disparando contra jugadores de futbol que pensaron eran criminales y la desaparición de 43 estudiantes de los cuales no se tiene noticia alguna.

Las autoridades arrestaron a casi 30 personas, incluidos miembros del crimen organizado y 22 policías municipales. El presidente municipal de Iguala, de extracción perredista, se encuentra prófugo. Ahora con la aparición de estas fosas clandestinas pareciera que el círculo se cierra. La inoperancia, imbecilidad y corrupción del gobierno municipal en Iguala, Guerrero, parece haber tocado fondo.

Esta es la segunda ocasión en menos de un mes en que se atribuye una ejecución masiva a autoridades. Recordemos que un batallón del ejército mexicano fue acusado de ejecutar a más de 20 miembros del crimen organizado en el Estado de México. Las investigaciones en este caso prosiguen de manera discreta, los noticiarios informan poco.

Es increíble que en momento cuando el gobierno le pide a la gente confiar en la ley y descartar la justicia por su propia mano (auto defensas), sean las propias autoridades las que nos recuerdan el pasado histórico de México. Tlatelolco, Acteal, Aguas Blancas, Iguala, etc. Pensamos que México había superado aquellos días negros, tal vez nunca lo hemos hecho.

Este mediodía fueron encontradas varias fosas clandestinas en las inmediaciones de un cerro de Pueblo Viejo, en la ciudad de Iguala, sin que se precisara el número ni la identidad de los cadáveres que comenzaron a ser exhumados.

El lugar fue acordonado por unos 300 elementos de la Marina, el Ejército y de las policías Federal, estatal y ministerial, quienes impidieron el acceso a decenas de medios de comunicación que buscaron incluso burlar los puestos de control.

Los agentes del estado sólo permitieron a los reporteros llegar hasta el punto conocido como Las Parotas, en Pueblo Viejo.

Al lugar ingresaron por la tarde tres carrozas de servicios fúnebres, además de seis visitadores de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

Un policía ministerial de uno de los puestos de control confirmó que “es un campo extenso; no le puedo decir, pero calculo que deben ser varios metros, son varios cuerpos, que pareciera como si les hubieran prendido fuego antes o después de matarlos”.

Los propios policías ministeriales y estatales, molestos porque “no nos han pagado nuestros viáticos”, daban a conocer cantidades que iban desde cuatro hasta 19 los cuerpos hallados, pero ninguna autoridad ratificó dichas cifras, incluido el procurador de Justicia del estado, Iñaki Blanco Cabrera, presente en el lugar.

El gobernador Ángel Aguirre Rivero informó que se localizaron varias fosas –no precisó cuántas– en las inmediaciones de Pueblo Viejo y Loma del Coyote, en la ciudad de Iguala, sin especificar si los cadáveres hallados en ellas son de algunos de los 43 alumnos de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa desaparecidos el 26 de septiembre.

El procurador de justicia estatal, Iñaki Blanco, reveló que hay evidencias “del involucramiento de grupos de la delincuencia organizada, particularmente (el cártel de) los Guerreros Unidos, del que varios elementos de la policía municipal de Iguala son parte, por lo que ha sido detenido un número importante de los mismos y se continúan las investigaciones para detener a otros probables responsables”.

Sin embargo, dijo: “No hay certeza de que (los restos hallados) sean de los normalistas, se realiza una investigación que requiere un soporte técnico, científico y pericial.

“Sería irresponsable de mi parte, en mi carácter de fiscal del estado, decir que se trata de los alumnos (de Ayotzinapa); sólo descubrimos las fosas y tendremos que esperar los resultados de la investigación. El hallazgo de las fosas tiene que ver con la declaración de varias personas y de los detenidos”, insistió.

“(Tampoco) se puede precisar un número de cuerpos. Hay restos humanos y daremos a conocer los resultados de la investigación y si existe correspondencia con algunos de los perfiles genéticos de los mismos”, añadió.

Nota Completa: http://www.jornada.unam.mx/2014/10/05/politica/002n1pol

Cortesía de Pepe

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
11 Comentarios en “Encuentran fosas clandestinas en Guerrero: podrían ser estudiantes desaparecidos”