2014

La crucifijoterapia

Si tu hijo es un querendón, crucifícalo y aléjalo del pecado y te olvidaras de las masturbaciones del pequeño. Los fanáticos religiosos van de mal en peor, ha salido a la venta este artículo de sanación y evitar que el niño de 5 años se auto violé, y deje de agarrase bastón telescópico innato, como lo llaman los fanáticos religiosos (HECF!) y pretenden sacar una cruz para adolecentes que vendrá con clavos para evitar la chaquetita diaria, el alcohol y las drogas, y un arma por si se pone agresivo. Así que ya no pienses en la manuelita.


crucifijo-terapia

Los católicos encontramos en el crucifijo una excelente ayuda para luchar contra enfermedades graves como la adicción a las drogas o la masturbación.

¿Quién no ha sostenido un crucifijo en sus manos mientras al mismo tiempo elevaba plegarias al Cielo para pedir por la salud de un hermano o el hijo de un amigo que tenía plantas de marihuana en su casa?

Todas las personas religiosas conocemos el poder de un buen crucifijo, y lo elegimos a la hora de comenzar a luchar contra el diablo.

Cuando tenemos hijos, nuestros temores de un posible ataque a manos del portador de cuernos se acentúan. Un niño es una persona (aunque a veces lo disimulen de una manera excelente) pero con menos tiempo de vida y por lo tanto con menos experiencia para resistir las embestidas del anteriormente mencionado bicho rojo.

Se trata de la Cruz Antimasturbación, un dispositivo fabricado a base de resistentes telas y polímeros que sujetan al paciente enfermo y lo alejan del pecado con el fin de mantenerlo a salvo de una autoviolación (es la mejor palabra que existe para definir a esa asquerosa práctica).

Gracias al poder de las oraciones y la difusión entre grupos reliosos, su uso está ganando muchos adeptos en Estados Unidos y algunos países de Europa. Los expertos dicen que la crucifijoterapia se complementa muy bien con la ayuda de un cura que pasa tiempo a solas con el niño inmovilizado mientras le lee oraciones, pasajes de la Biblia y cuentos infantiles con moralejas.

Los especialistas están analizando la posibilidad de fabricar una cruz para adolescentes. Además del velcro, la tela tendría agujeros a la altura de las extremidades para introducir clavos con facilidad en casos de adicciones muy severas. Este nuevo modelo incluiría una tonfa, un kubotan y un puño de acero para que el cura sepa cómo defenderse de un posible ataque repentino y violento del diablo. Es uno de los primeros prototipos y puede que la versión final sea diferente o que incluya más elementos persuasivos.

Via: http://salvandoenfermos.wordpress.com/

Cortesía de Bxtron86

logo-la-banda

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
49 Comentarios en “La crucifijoterapia”