2014

Politécnico por convicción no por circunstancia

SOY POLITÉCNICO, porque exijo mis deberes antes que mis derechos
Decálogo politécnico.

ipnHace ya más de un mes que aquella marea guinda inundaba las calles de Lindavista con dirección a Segob, era la marcha de las credenciales que respondían a Yoloxochitl Bustamante que no éramos infiltrados, la falta de humildad y pericia de la Directora del IPN le pasaba la factura de tomar decisiones tan riesgosas y tan repentinas sin diálogo ni gestión para el convencimiento de la comunidad politécnica. El cambio de plan de estudios de la ESIA-Z y después los cambios al reglamento interno se convirtieron en una sentencia de una jubilación anticipada.

Todos los sectores de la sociedad hablaban de la marcha, que si muy ordenada, que muy respetuosa, ¡hasta su basura recogían! Decían. Me sentía tan orgulloso de pertenecer a esa comunidad que defendía el derecho a una educación de calidad al evitar cambios en el plan de estudios de la ESIA-Z, el rechazo a un reglamento no consensuado por la Directora misma que tenía que ser destituida por la falta de sensibilidad para con su comunidad, me sentía ORGULLOSO hasta el momento que en ese templete improvisado se inició el diálogo con el Secretario de Gobernación que un acto sin precedentes salía al encuentro de una manifestación ejemplar entonces al escuchar que mis 3 peticiones por las que yo marchaba,

• 1.- No al cambio del plan estudios de la ESIA_Z.
• 2.- No a los cambios del reglamento interno.
• 3.- La destitución de la Directora.

Ahora se habían convertido en 10 peticiones le agregaron 7 y ni cuenta me di sin embargo cuando me empecé a sentir utilizado fue cuando Daniel Rosales y compañía que estaba en el templete empezaron a hablar como si estuvieran en una asamblea informativa de AMLO, nos callaban cuando queríamos aplaudir por la respuesta inmediata y en media hora que se nos ofrecía los gestos y modales de los que hablaban por nosotros eran más bien como los de unos resentidos sociales pero no como los de unos estudiantes que deseaban defender su institución.

Dejamos el pliego petitorio y al momento de la respuesta, a todo se nos dijo que sí. Parte de la negociación es buscar un beneficio mutuo donde ambas partes dialogan los términos y condiciones de los acuerdos a los que se quieren llegar y los mecanismos para lograrlo. Ahí fue cuando empezó la verdadera cara de las intenciones de los que hablaron en el templete a nombre de nosotros, “vamos a analizar las respuestas” me preguntaba ¿analizar qué? Ya nos dijeron que si ahora solo pidamos una reunión pongamos todo por escrito aceptemos los puntos que se pueden se pueden lograr de inmediato y comprometamos al cumplimiento a las autoridades de aquellos que involucran otras dependencias o poderes del Estado y vámonos a clases.

Lo demás es historia que las respuestas son “ambiguas” dijeron, que nos están dando atole con el dedo insistieron, primero que nos cumplan y luego levantamos el paro. El punto es que en todas las sesiones de las asambleas de las escuelas va muy poca gente y cuando uno opina diferente el argumento es pues si quieres que se te tome en cuenta proponte para que voten por ti en tu Escuela y puedas formar parte de la AGP. Opinar diferente nos hace “Ipso facto” porros, priistas, acarreados, traidores. La estrategia de esa mafia llamada AGP que se apoderó del movimiento aquel 30 de septiembre es clara prolongar lo más posible el paro desgastar las negociaciones y culpar al Gobierno por no dar soluciones concretas para sacar ventaja política en beneficio de sus ídolos políticos.

Donovan Garrido ha circulado por programas de Radio y Televisión, se hizo famoso de la noche a la mañana y me da pena que muestre una imagen que no corresponde a los politécnicos de su boca salen descalificaciones, contradicciones, incoherencias y mucha falta de criterio es una claro representante de la AGP que aunque lo haya desconocido como vocero persigue igual que él el protagonismo y decir a todo que no, buscar cualquier pretexto barato para seguir con el paro seguir jugando a los héroes cuando lo que deberíamos de estar haciendo es estudiar para transformar a México y lo que estamos haciendo es convertirnos en aquello que odiamos en burócratas jugando a las fuercitas con el gobierno.

Las mesas de diálogo muestran solo pan con lo mismo es el mismo templete que nos utilizó en aquella marcha 30 sept para sus fines políticos, las mismas caras, el mismo resentimiento y coraje en sus miradas. Piden gente con capacidad de decisión y no son capaces de decidir cuándo según nos pidieron un voto de confianza, quieren que los funcionarios les den todo pero no son capaces de ofrecer ni siquiera una fecha de regreso a clases demostrando así que eso no está en sus planes.

Me duele el IPN, duele tanto la indiferencia de muchos que se quedan callados que ven como una caterva de futuros políticos disfrazados de nuestros representantes acaban con nuestro amado IPN, quitándole prestigio, quitándole los sueños a 5000 nuevos alumnos que en enero debían ingresar, arrancándonos de tajo un semestre que no tardará en reprocharnos nuestra cobardía.

El tiempo sigue corriendo las verdaderas intenciones de nuestros “representantes” están saliendo a la luz, más radicalmente esto puede detonar un desastre académico, perderemos el semestre y con él la oportunidad de demostrar que aquel 30 de septiembre nuestros corazones y aquella marea guinda luchaban por EDUCACION DE CALIDAD y hoy no se perfila como que fue el mejor pretexto para dejar de estudiar pero al mismo tiempo fuimos un botín político para un grupo que sirve a intereses ajenos y con tal de lograr sus mezquinos intereses personales no les importa lanzarle una cubetada de lodo a una institución tan genuina, tan loable como el Glorioso Instituto Politécnico Nacional.

Cortesía de Roque Barrón Jardón, Escuela Superior de Comercio y Administración. Unidad Santo Tomás.

logo-la-banda

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
82 Comentarios en “Politécnico por convicción no por circunstancia”