2014

Lo importante es “protestar”

¿Quién podría objetar contra la defensa del mundo, de la madre tierra, de la Pacha Mama? Si los de Greenpeace son loquitos, pero loquitos de los buenos, de los que arriesgan su vida por la defensa del bien superior más grande, ¡el planeta! Pues no. A título personal tengo un problema con la gente pendeja, pero mucho más con los pendejos con iniciativa, a esa gente hay que tenerle miedo, mucho miedo, a aquí es donde los ambientalistas de esta asociación aparecen.

Su genialidad ahora: hacer una protesta en uno de los restos arqueológicos más frágiles que existen actualmente en el mundo, las líneas de Nazca, colocando unas letras tela en suelo. Dichas líneas se hicieron removiendo las piedras quemadas por el sol, dejando expuesta la tierra debajo de ellas, que resulta tener un color más claro. Ahora, en el terreno se pueden observar las huellas de zapato de un grupo de “defensores de la tierra” que durarán ahí durante algunos milenios. Esa su contribución, además de su bonito mensaje “Tiempo de cambio: el futuro es renovable”

greenpeace_nazca

¿Qué respondió Greenpeace?
Les aseguramos que absolutamente NINGÚN daño se llevó acabo. El mensaje fue escrito con letras de tela puestas en el suelo sin tocar las líneas de Nasca. Fue supervisado por un arqueólogo experimentado, asegurándose que ningún rastro quedara.

Mentira, hay daño, y el geólogo Patricio Valderrama explica lo contrario.
¿Cuál es el hazme? Está demás explicarlo, pero, un daño por ignorancia o negligencia siempre será un daño, además de que un daño justificando un beneficio para el planeta sigue siendo un daño. El problema de este tipo de protestas es que no generar más que eso, daño. Greenpeace tiene un ala extremista, violenta, y como en este caso se evidencia, altamente ignorante. ¡HECF!

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
179 Comentarios en “Lo importante es “protestar””