2014

La precaria “Paz Michoacana”

Cuando la guerra civil entre el crimen organizado y los ciudadanos hartos de la indefensión (autodefensas) desbordo Michoacán, el gobierno de Peña Nieto decidió enviar a la zona de conflicto a Alberto Castillo que bajo el título de “Comisionado para la Paz y Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán” actúa desde entonces el virrey plenipotenciario del estado de Michoacán.

Es importante para entender la situación actual de Michoacán la labor del comisionado Alberto Castillo, solo basta analizar el título de su nombramiento: Comisionado para la Paz. El objetivo principal de Alberto Castillo es la paz del estado de Michoacán. Nótese que el nombramiento no incluye la palabra justicia, solo llama a la paz y seguridad.

El problema es que la paz es un término sujeto a interpretación. Por ejemplo, la paz romana fue la paz impuesta a los pueblos conquistados, pueblos bajo el yugo de Roma pero en paz. Y es que la paz, es ausencia de violencia generalizada pero no es sinónimo de justicia.

alfredo-castillo-michoacan

En su llegada a Michoacán, el comisionado Alberto Castillo, busco crear “la paz michoacana”. Busco hacer la paz con todo mundo, ciudadanos unidos en autodefensas y también con el crimen organizado. Así muchos miembros del crimen organizado fueron institucionalizados en fuerzas de seguridad patrocinadas por el estado y para simular algunos líderes criminales fueron muertos o detenidos. Sin embargo, cuando los miembros de las autodefensas vieron que los mismos criminales que habían combatido ahora eran absorbidos por el estado empezaron los problemas.

El Dr. Mireles fue intransigente y combativo por lo que fue encarcelado y se le achacaron delitos a la mexicana. Ahora las autodefensas son atacadas de nuevo por el mismo crimen organizado. El gobierno dice que son escaramuzas pero la realidad ahí está.

El problema con la estrategia del gobierno es dejar la justicia de lado para buscar la paz. La prioridad es y debe ser la impartición de justicia, dicho de manera coloquial que “los criminales y los corruptos tengan temor de Dios”, que sepan que corren el riesgo de ir a la cárcel y no de la impunidad que impera en la actualidad.

Las inversiones en infraestructura (obra pública) son importantes pero las infraestructuras que sostienen a todas las demás son la ley y justicia. De ley y justicia debe estar hecho el país que todos es queremos. Necesitamos priorizar la impartición de justicia, faltan inversiones importantes, modernización, depuración de parientes y aviadores del sistema judicial, utilizar la tecnología para facilitar procesos y sobre todo para hacerlo completamente transparente.

Necesitamos poner al sistema de justicia en lo más alto de nuestras prioridades y así, y solo así llegara la paz.

Mensaje de Hipólito Mora a mexicanos tras asesinato de su hijo.


Liga Directa: http://youtu.be/UCQW2yV9YNA

Via: http://www.proceso.com.mx/?p=390832

Cortesía de Lalo

logo-la-banda

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
88 Comentarios en “La precaria “Paz Michoacana””