2015

La disculpa que no basta.

ministro-fernando-franco-gonzalez-2

El ministro de la Suprema Corte de Justicia, Fernando Franco González, ha ofrecido una disculpa por los comentarios realizados en una sesión del pleno. En dicha sesión se discutía una ley de Baja California que prevé espacio en guarderías a niños discapacitados no dependientes.

El ministro, un hombre culto, estudioso, analítico e inteligente, leyó el proyecto de sentencia y voto en contra. Frunció el ceño y habló con esa voz de autoridad que les da una ridícula toga negra y dijo:

Los niños con discapacidad dependiente tienen que tener una ubicación especia y separa, porque está demostrado que a los demás niños que pueden estar en las guarderías, les puede afectar el tener contacto con esos menores, que lógicamente presentan a todos un impacto muy fuerte cuando los vemos y vemos sus condiciones.

O sea, para el ministro está claro que las personas con discapacidad, impactan fuertemente a las personas sin discapacidad, y por eso deben estar en otros lugares. ¿Los escondemos señor ministro? ¿Los guardamos hasta que usted pase y no afecten su vista?

Resulta irónico que a finales de 2013 la Suprema Corte haya recibido el premio en derechos humanos por parte de la ONU, por sus importantes progresos en la promoción y defensa de derechos, premio que presumió por radio y televisión durante el 2014, y ahora al discutir una ley, se hagan comentarios de este tipo. ¿Dónde esta pues la defensa y el progreso en derechos humanos?

Recuerdo un chisme de televisión, en el que actores se mofaron de Samy. La Comisión de Derechos Humanos recomendó que los participantes tomaran un curso, al menos hubo una acción además de las infaltables disculpas.

Aquellos eran actores, aquí hablamos de una persona que toma decisiones con base en su criterio, y su voto puede hacer una diferencia entre validar una ley o no, entre emitir una jurisprudencia o no, su voto puede afectar a cualquier número de personas.

Los Derechos Humanos están de moda en el poder judicial, la suprema corte incluso implemento cursos por toda la república, en su búsqueda de jurisprudencias implemento la búsqueda por Derechos Humanos. Es decir se le da una dimensión a los Derechos Humanos, que antes no se le tenía.

Por supuesto, el ministro tendrá más cuidado al hablar en sesiones públicas, pero eso no significa que ahora esta sensibilizado con las personas con discapacidad. Por eso me pregunto, la disculpa del señor ministro ¿es suficiente?

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
195 Comentarios en “La disculpa que no basta.”