2015

La navidad electoral

Actualmente mantenemos a diez partidos nacionales, entre los cuales se repartirán la módica cantidad de cinco mil 356 millones 771 mil 247 pesos, así que por favor no hablemos de pobreza en México.

Me gusta la época electoral, es como la navidad adelantada, y dura mucho más. No solo los partidos reciben sus excelentes regalos por haberse portado bien durante… pues no, prácticamente todo el años reciben aportaciones, solo que en época electoral, como se ve, es sencillamente más sustanciosa.

Lo que en realidad me gusta es la felicidad de la gente, ese placebo que hasta contagia, obtenido por el solo hecho de apoyar a tal o cual candidato.

elecciones-2015-mexico-partidos

Los votantes confían en un candidato, los jóvenes casi siempre con la izquierda (sic), o los partidos pequeños, o el que más se identifique con ellos, los más viejos ya están casados con un partido y así les presenten a un caballo como candidato, votarían por el mismo partido una y otra vez.

El paliativo de las campañas electorales les hace olvidar sus problemas cotidianos, esta época es una fiesta para muchos, desde asistir a un mitín para apoyar al candidato hasta acompañarlo a repartir volantes. Y si coinciden con los de otro partido, seguro empiezan las provocaciones “¡Allá están los que subieron el IVA!” “¡Aquellos son del partido de Elba!” “¡Esos nomás quieren robar!”, y como siempre hay algo que reclamarle al otro partido, lo más seguro es que la prudencia no se haga presente y nos regalen uno de tantos videos dándose sus cates.

Y es que los votantes, ¡¡de verdad creen que su voto hará la diferencia!!, no es broma, ellos creen con total seriedad que si el candidato de su partido gana el puesto electoral, efectivamente va a cumplir sus promesas, que de verdad hará un cambio para bien en este país.

Y es que de eso se trata la democracia ¿no?, cada voto cuenta, con nuestro voto decidimos, nosotros hacemos la diferencia.

Mientras tanto, los dueños del poder, los que deciden hasta donde llega la candidatura de una persona, esos que están más allá de la política de las urnas, ellos se pitorrean de los votantes, de vez en cuando les dejan elegir a cualquier candidato bicicletero, a uno que por más que haga no dañara los intereses que ellos protegen, y así la gente anda eligiendo a Layin, por ejemplo, y ellos, los dueños del poder, inflan el pecho y satisfechos se dicen: ”Por eso no es bueno que de verdad elijan, ellos elegirían que este país se fuera a la mierda”. Y mientras los votantes todos, acuden a depositar su voto en una urna, satisfechos, cumplieron, México va a cambiar con su voto…la magia del voto lo hará posible.

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
387 Comentarios en “La navidad electoral”