2015

La gendarmería turisteando y velando por la seguridad de Iguala

Tras la desaparición de los 43 normalistas en Iguala, Guerrero. Hecho fatídico que atrajo la atención mundial hacia esta localidad, sobre todo cuando se reveló que los policías municipales eran unos de los principales responsables. Inmediatamente el gobierno dejó inoperante tanto a la policía municipal como a los agentes de tránsito. A todos esos “guardianes del orden” los mandaron a capacitaciones y los alejaron de Iguala por varios meses hasta la fecha (sólo regresaron los tránsitos).

gendarmes

Pero ¿cómo resguardar la seguridad de una Iguala vulnerable y despojada de su policía municipal? Pues ante la gran tragedia se dio una GRAN SOLUCIÓN: LA PRESENCIA DE LA IMPONENTE GENDARMERÍA. Los primeros días llegaron a Iguala centenas y centenas de gendarmes que se desplazaban por la ciudad en todo tipo de vehículos y hasta en caballos. Su primer misión “encontrar a los normalistas desaparecidos” lo cual jamás lograron.

Sin embargo lo que actualmente incomoda y enoja a la gente de Iguala es que LOS GENDARMES son ya considerados TURISTAS NON GRATOS (e inencesarios).

¿por qué la inconformidad general de la sociedad ante la presencia de estos uniformados? La respuesta:
Los gendarmes han ocupado desde hace meses la mayoría de los hoteles, almuerzan, comen y cenan en restaurants diariamente (saquen cuentas el gastazo).

Pasean a toda hora en sus vehículos, van y vienen por toda la ciudad y lo único que hacen es levantar borrachines, mientras tanto, los criminales asaltan, secuestran y hacen ejecuciones a plena luz del día, casi a diario.

Los gendarmes son la ley y su labor es tan importante que no respetan semáforos y vialidades, pueden pasar cerca de tu auto darte un llegue y tú tienes la culpa por atravesarte en su camino, los gendarmes han protagonizado ya varios accidentes viales en algunos de los cuales hasta huyen dejando tirados a los heridos.

Los gendarmes prohíben a los periodistas tomar fotos de los crímenes y los principales periódicos no publican notas rojas locales (como para aparentar que en Iguala ya no pasa nada).

Los gendarmes han cateado casas de gente inocente y se llevan desde cosas de valor hasta jabones y desodorantes usados.

Y aquí el ¡HECF!, los gendarmes gustan de las chicas preparatorianas pero para ellos son más fáciles de “conquistar” las niñas de las secundarias.

Y son otras tantas más las lindeces de estos gendarmes que la sociedad en Iguala se muestra indignada al grado que ya realizaron la primera marcha para expulsar por siempre a la IMPONENTE GENDARMERÍA.

Lo real es que las cosas están peor, Iguala está secuestrada por los grupos criminales ante una gendarmería distraída en placeres mundanos (comer, pasear y ligar).

El gobierno ha cegado a los mexicanos, proyectando a través de noticias y los medios de comunicación a una gendarmería de primer nivel, excelentemente equipada, a la que le invierte tanto dinero. Lo real es que el gobierno ha creado HA CREADO UN INMENSO ELEFANTE BLANCO. Uno de tantos.

¡HECF!

Cortesía de Rafa

logo-la-banda

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
58 Comentarios en “La gendarmería turisteando y velando por la seguridad de Iguala”