2015

La ignorancia feliz.

A veces me da por envidiar la ignorancia plena, la ignorancia feliz. Esa que te permite vivir en un pequeño mundo, tu mundo, donde acaso el “chisme” más candente es que la María está embarazada, que al Pedro lo mataron por asuntos de apuestas, le gustaban mucho los gallos. Cosas así, casi normales y uno continua viendo salir el sol y la luna y trabaja y se jode, y reniega y vota y espera, y sigue trabajando, pero nomás.

En cambio darte cuenta que alguien puede matar seis estudiantes y secuestrar a 43 para después asesinarlos, así como así, y es tu país, no aquel lejano país donde secuestraron a más de 200 mujeres, es un Estado en el que incluso estuviste. Saber que en Tamaulipas te desuellan y dejan la piel fuera de tu casa, mensaje cuyos destinatarios entienden perfectamente.

Grupos que hacen y deshacen, secuestran calles y poblaciones, unos narcotraficantes otros maestros (sic), este es un mundo terrible.

Niños que cometen uno de los actos más terribles que he conocido, secuestrar y asesinar con saña y bestial crueldad a un pequeñito de seis años. ¿Que puede deber un pequeñito de esa edad para pagarlo con su vida?

cypher-ignorancia-felicidad

El treinta y uno de diciembre cumplo años, no es muy buena fecha para cumplir años. En mayo pasado murió una niña que el próximo treinta y uno de diciembre estaría cumpliendo sus quince años. Una turba la arrastro del cabello, le rociaron gasolina y le prendieron fuego. Es terrible la historia es cruel, es despiadada. La niña y yo estaríamos celebrando cumpleaños, quizá ella con mayor ilusión, eran sus quinces. Como puede haber gente que se regocije pensando que ha hecho justicia, ¿cómo puede ser eso?

En serio a veces quisiera saber menos que nada, enterarme acaso de los chismes de colonia, de pueblo, ¿De qué sirve estar informado?

A veces me da por envidiar la ignorancia plena, la ignorancia feliz.

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
168 Comentarios en “La ignorancia feliz.”