2015

La otra cara de “El Bronco”

bronco2Jaime Heliodoro Rodríguez Calderón el candidato “independiente” que ganó la gubernatura de Nuevo León, tiene un pasado de 33 años como militante activo del PRI, a pesar de tener origen humilde, hoy es un acaudalado terrateniente, riqueza que obtuvo gracias a sus puestos políticos, ya que nunca, según su propia biografía, ha trabajado fuera del servicio público, siempre ha vivido de cargos públicos otorgados por el PRI.

Fue diputado federal de la LV legislatura por el PRI como compañero de bancada de personajes de la talla de Ulises Ruiz, Fidel Herrera, Arturo Montiel, Roberto Madrazo, Tomas Yarrington, Miguel Angel Yunes, solo por mencionar algunos.

Jamás como legislador federal votó en contra de los intereses del PRI, nunca criticó, nunca confrontó al entonces presidente Carlos Salinas, al contrario se enriqueció y disfruto al lado de los peores saqueadores de este país.

Luego fue Diputado Local por el 26° Distrito del Estado de Nuevo León, donde cobró y actúo como los priistas acostumbran.

En el año 2000 perdió y por mucho la elección para presidente municipal en Guadalupe, Nuevo León, bastión de la política regia, municipio el cual años después su “competidora” priista ganaría la alcaldía, Ivonne Álvarez (2009-2012).

Su verdadero patrocinador es el exgobernador Natividad González Parás, ya que fue el quien planeo la candidatura a Gobernador de “El Bronco”, se gestó desde que fue su subordinado como Director de Concertación de Obras de la Coordinación de Proyectos Estratégicos Urbanos en el Gobierno del Estado de Nuevo León, junto con el Arq. Abel Guerra Garza, como premio por su servil trabajo a favor de Natividad, a “El Bronco” le fue regalada la Alcaldía del municipio de García, Nuevo León donde ni siquiera vivía, tuvo que rentar una casa meses antes de la elección, a la cual llegó, al mismo tiempo que Rodrigo Medina a la Gubernatura, y por el mismo partido PRI.

En 2012 dejó de ser presidente municipal, justo cuando el PRI regresa a los Pinos, pero no fue en ese momento que renunciara al PRI, al contrario siguió con su militancia activa, celebró el triunfo de Peña y el retorno del PRI al gobierno Federal, de lo que hay testimonio en algunas entrevistas de medios locales. Fue hasta que por conveniencia y sabiendo que era el verdadero Delfín, decidió renunciar para lanzarse como candidato “independiente”, siendo la misma maquinaria priista la que ayudó a conseguir las 365mil rúbricas que le sirvieron para ser registrado ante el INE, el triple de las 103 mil fijadas en la reforma electoral como requisito para quienes deseaban contender en la elección sin las siglas de un partido político. Cabe aclarar que el Municipio que gobernó (Garcia, NL) tiene solo 140mil habitantes, es decir que las firmas que presentó como “independiente” fueron más de 2 veces la población del municipio que gobernó.

Como todos sabemos las campañas políticas son caras, “el Bronco” recibió del INE la insignificante cantidad (en campañas políticas) de $300mil pesos, los cuales según él usaría para tapar baches, haciendo evidente que el dinero para su campaña no era problema, en su campaña contaba con más de 3mil “voluntarios”, spots de la empresa Memociones con la participación del actor Ausencio Cruz, Perifoneo, pancartas, lonas, anuncios en radio, foros masivos, camionetas y todo con un tope de campaña de $766 mil pesos que tenía como independiente, obvio no cuadran las cuentas, después “El Bronco” manifestó que gastaría 26 millones de pesos en su campaña, ¿de dónde? Nadie sabe, según su declaración patrimonial su riqueza es de 9 millones de pesos.

Las cuentas y la historia no cuadran.

“El Bronco” obtuvo el 48.86% de los votos, lo cual lo colocan como el político más exitoso de la historia ya que si consideramos 942,836 votos que obtuvo entre los $766mil pesos que era su tope de campaña, obtener cada voto le costó legalmente hablando, 81 centavos, a cambio de los $500 pesos que otorgan el PRI-Verde directamente a las personas que les compra el voto, más las campañas, más los spots, más las mochilas, los termos, las tortas, las playeras, los camiones, los twits de la artistada, los spots del cine, etc. Maquinaria que no logró en Nuevo León ni la mitad de los votos que el “independiente”, aunque en el resto del país funcionó bastante bien.

Sería una excelente noticia para los regios, de no ser porque en el resto de elecciones ganaron los 2 de siempre, diputados locales y federales por Nuevo León fueron para el PRI y el PAN, municipios fueron para el PRI y el PAN excepto García donde ganó un independiente, que seguro nada tiene que ver con “el Bronco”.

No me queda la menor duda de que el PRI ha encontrado la fórmula perfecta para robar elecciones y engañar una vez más a mis paisanos, ahora “El Bronco” se ha vuelto el Tlatoani del pueblo inocente y crédulo, nada mal para alguien que nació un 28 de diciembre.

¡HECF!

Cortesía de Javier

logo-la-banda

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
221 Comentarios en “La otra cara de “El Bronco””