2015

Etiquetas

el_malo¡Cuán difícil es tratar de quitarse una “etiqueta” (no confundan léperos)!

En ocasiones por un mal comportamiento o simplemente por querer hacerse el gracioso, se gana uno una “etiqueta”: el malo, el tonto, el inconstante, el infantil, el mentiroso, el dramático, etc.

Muchas veces haga lo que haga uno para resarcir, ya es muy tarde; se nos ha etiquetado.

Hay etiquetas buenas, por ejemplo, “el hacendoso, inteligente”, pero yo me refiero a las malas, las que uno se gana sin darse cuenta o por una conducta errónea.

En el extranjero estamos “etiquetados”, nos tienen por flojos, sombrerudos, frijoleros, inconstantes (bueno, sí creen que somos constantes flojos), lentos, y más, pero casi todas negativas o despectivas.

Cuando a una persona famosa (extranjera) que ha estado en nuestro país, le preguntan que opina de la gente, para quedar bien dice “pueblo amistoso, cariñoso” y palabras agradables.

¿Opinan lo mismo de gente de otro país, por ejemplo de los alemanes? No.

De otros, carácter, constancia, inteligencia, etc.

Creo que una característica mala, destructiva, de nosotros los mexicanos, es nuestra ignorancia burlona, es raro encontrar a alguien que esté dispuesto a aprender de algún compa que sabe más.

Soltamos una estupidez de burla, muchas veces nos burlamos sin tener ni tantito conocimiento sobre el tema, prejuzgamos, negamos, contradecimos y cuando nuestro interlocutor es más consciente y decide terminar el tema, nosotros, por nuestra necedad, creemos haber tenido la razón, y todavía damos un mazazo más, al que sabe, le decimos mentalmente: “¡Te chingué!, ¡qué pendejo eres!”.

No nos gusta que nos critiquen, nos indignamos, nos molestamos, pero en lugar de eso deberíamos reconocer, si nos lo dicen, es por algo, hay un refrán, “si el río suena, agua lleva”, en lugar de enojarnos cuando alguien nos hace ver un error en nuestra manera de ser, debemos analizar y hacer el esfuerzo por evitar seguir hundiendonos y cuando la crítica venga de alguien que no nos quiere…¡mejor aún!.

No es que me sienta muy “chiles”, pero creo que si queremos cambiar algo de nuestra idiosincracia mala, sería bueno empezar por esto, viene al caso como nos tratan nuestros dirigentes, pues comencemos quitandonos la “etiqueta” que ellos nos han colocado, que vean que no somos los ignorantes de siempre, que estamos cambiando.

Por ahí, aqui mismo, dicen y repiten que nos chingan “por pendejos”.

Pero somos tan pendejos que creemos que son pendejos “los de allá” o “los de acullá”, siempre son los demás, nunca, nosotros.

Otros dicen que se remedia con educación.

Mientras no se una el mexicano realmente, centro, sur y norte, ta´ cabrón.

“Divide al pueblo y vencerás” y “pan y circo, mantiene al pueblo contento” (El principe).

Sigamos mirando, peleando, discutiendo sobre futbol, ya ven que cuando gane la selección la copa, seremos poderosos, no habrá corrupción, se quitará el fuero a los políticos y se desvanecerá nuestra maldición , ¡dejaremos de ser pendejos!.¡HECF!

Cortesía de Glitch

logo-la-banda

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
209 Comentarios en “Etiquetas”