2015

No me ayudes compadre: Respuesta a “No se te olvide que eres un indio”

FloribertoEstá claro que lo acontecido en Chiapas es reprobable, es un caso de discriminación que debe ser atendido para sentar precedente y analizar el alcance y capacidades de la escuela pública y gratuita (según) respecto a la multiculturalidad existente en el país.

Lo que resultó extraño de dicho post es la siguiente parte:

“No se te olvide que eres un indio, levanta la cabeza, mírame a los ojos y dilo orgullo. No se te olvide que eres un indio, heredero de civilizaciones milenarias. No se te olvide que eres un indio, maestro de la piedra y el barro. No se te olvide que eres un indio y aquel que te discrimina es un ciego que no se ha dado cuenta que vamos en el mismo barco. No se te olvide que eres un indio y que la mayoría llevamos tus raíces en la sangre. No se te olvide que eres un indio, que puedes y que vas a salir adelante. No se te olvide que eres un indio, pero ante todo no se te olvide que eres mexicano”

Es claro que forma parte de un discurso emotivo en defensa de lo “indio” o “indígena” pero carente de todo cuidado y razón. En medio de la narrativa, lo único que hace es repetir un discurso y llevar un mensaje a los demás que hace igual a todos los grupos étnicos en un solo grupo, el “indio”.

Aun si esa fuera exageración mía y reconociera la diversidad cultural realmente más allá de demagogia, los nombra “herederos de civilizaciones milenarias”. Bueno, ¿todos somos herederos de dichas civilizaciones, no? Somos producto de estructuras sociales, que si bien han cambiado, aún mantienen elementos y valores que han sido heredados de civilizaciones antiguas como los romanos, los griegos, los hebreos, los egipcios, etc. Comprendo lo que se quiere decir, sin embargo, muchos de sus rituales NO SON LOS ORIGINALES, son producto de las mezclas culturales, por lo tanto esa “pureza” del indígena es prácticamente inexistente en estos tiempos y no basta entonces a ponerlos como “maestros de la piedra y el barro”, porque esos elementos materiales no hacen a tales “indígenas”.

Hoy es muy fácil autodenominarse pro algo, es una moda, es ser políticamente correcto por circunstancia y no por convicción. El indígena es algo más que vivir en zonas cercanas a “pirámides”, que hornear figuras de barro y tallar piedra, no es la vestimenta lo que los hace indígenas. Lo que se hace es reproducir un discurso enalteciendo una figura del indígena que parece más la de un superhéroe.

Hoy cualquiera se compra una camiseta de manta y se declara parte de una comunidad, pero el ser “indio” o “indígena”, visiones también desde una visión etnocentrista donde “ellos” son los otros, los catalogados y yo soy el “normal”, es un sentimiento de pertenencia a una organización social y política con valores, modos de representación y cosmovisión distinta a la eurocéntrica y consumista predominante explicada desde su propio contexto.

Insisto, hace falta un poco más de reflexión para cambiar las cosas, las mentadas de madre, burlarse de cuestiones personas como un conflicto amoroso de un mandatario para ridiculizarlo o desear su muerte por enfermedad u otra circunstancia es muy sencillo. Este país y el mundo se cae a pedazos, espero que sea por el renacer del mismo con estructuras mucho más flexibles o completamente flexibles con un un nucleo duro de derechos reconocidos y una estructura estatal capaz de garantizarla, pero es necesario que nosotros comencemos a de construir dicha realidad para que los cambios deseados sean posibles.

¡HECF!

Cortesía de Lic. Antropo

logo-la-banda

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
73 Comentarios en “No me ayudes compadre: Respuesta a “No se te olvide que eres un indio””