2015

Acusan de extorsión a Adriana Pérez Romo, esposa de López Dóriga

lopez-doriga-y-esposa La inmobiliaria Abilia planea construir uno de esos edificios “super mamadores” con 125 departamentos en las calles de la colonia Polanco en la ciudad de México. La constructora es propiedad de María Asunción Aramburuzabala, una de las mujeres más ricas (con mucho dinero) de México y otrora gran accionista de Grupo Modelo.

Resulta que la constructora tiene la obra detenida pues se trata de una de esas construcciones que llegan a saturar una zona que no está preparada para un centenar de nuevos departamentos y como daño colateral se va a cargar la plusvalía de otros edificios de departamentos de la zona.

Y aquí es donde comienza la historia. Resulta que uno de esos edificios que verá afectada su plusvalía es el edificio donde vive el periodista del Canal de la Estrellas, Joaquín López-Dóriga. Obviamente se trata de una de las zonas más exclusivas de la ciudad de México y los vecinos no son enemigos pequeños. Los vecinos están bien organizados y tienen un abogado que los representa y que hasta el momento tienen la obra en la calle Rubén Darío 225 en veremos.

El asunto es que el abogado Mario Alberto Becerra Pocoroba, que representa a la señora Adriana Pérez Romo (esposa de López-Dóriga) y otras vecinas del edificio llego a las oficinas de la inmobiliaria Abilia y en palabras más, palabras menos les dijo que Adriana quiere dinero, quiere $5 millones de dólares para que la constructora pueda construir el edificio.

ruben-dario-225-polanco

-En pocas palabras, quieren dinero, cabrón -sentencia el abogado.
-¿A eso se resume? -pregunta el representante de la inmobiliaria Abilia.
-A eso se resume, aunque se oiga así de brusco. No hubiera querido yo venir a decírtelo nunca, y a eso se redujo: quieren dinero.
-¿Cuánto quieren?
-Quieren 5 millones de dólares.

La grabación fue publicada por el periódico Reforma el día de hoy.


Liga Directa: https://youtu.be/8cvX581Yq7s

En otras palabras se trata de una extorsión de los vecinos para permitir la construcción de un edificio. Y así señores es como se hacen los negocios en México. Bien decía Peña Nieto que la corrupción es una cuestión cultural y bien que lo es, cualquier oportunidad es buena para intentar sacar una tajada.

En este asunto en particular solo nos estamos enterando porque de alguna manera involucra a López-Dóriga pero es casi seguro que para construir un edificio de este tipo en la ciudad de México algo hay que pagar y pagar por todos lados.

Joaquín López-Dóriga salió a negar todo y decir que él no litiga en medios, como diciendo que él no ha utilizado los micrófonos de Radio Formula ni las pantallas de Televisa para presionar en este asunto, mas no dijo que su esposa no estuviera involucrada.

¿Se debería construir el edificio? Probablemente sí, siempre que se apegue a las normas, pero con muchos menos departamentos y como hay tantas manos que sobar pues no es negocio.

Enlace: http://www.proceso.com.mx/

Cortesía de Pérez

logo-la-banda

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
59 Comentarios en “Acusan de extorsión a Adriana Pérez Romo, esposa de López Dóriga”