2015

Apartheid Bancario en México

banco_mexicoResulta humillante la manera en como los mexicanos somos tratados en los bancos, en primer lugar tenemos la absurda prohibición de usar gorras, lentes oscuros o teléfono, hoy en pleno 2015 recurrimos a la discriminación, la aceptamos, la obedecemos sin siquiera cuestionarnos si está bien o mal, el simple hecho de usar celular nos convierte en RATEROS dentro de una sucursal bancaria.

“Disculpe señor, lo molesto quitándose su gorra, sus lentes o le pido que cuelgue, ya que eso según mi prejuicio usted es un ratero, así que voy a tener que discriminarlo…”

Curiosamente hay algo que si usan la mayoría de rateros y no está prohibido en una sucursal bancaria ¿saben que es? LAS ARMAS Hazme el re chingado favor ¿y saben por qué? Pues porque el banco tiene personas armadas con camionetas blindadas para transportar SU dinero y ellos entran totalmente armados a los bancos, ah chinga’, entonces el banco puede hacer lo que le venga en gana e imponernos lo que quiera, pero si entra una anciana con lente oscuro, pues se lo tiene que quitar pero por la seguridad de “todos”.

Si alguien quiere robar o defraudar a un banco puede recurrir al maquillaje, pupilentes, barba postiza, pelucas, o cualquier otra forma de disfraz para cometer el ilícito, los cuales por razones estúpidamente lógicas NO están prohibidos.

Lo del celular es más absurdo ya que puedes estar en la puerta del banco hablando y viendo todo el movimiento dentro de la sucursal porque la mayoría de bancos no tienen muros, no hace absolutamente ninguna diferencia hablar mientras estas en la fila o hacerlo afuera de la puerta parece un afán de chingar o discriminar.

Sigue siendo muy peligroso hacer un retiro de efectivo en los bancos, sigue habiendo asaltos afuera de las sucursales, pero esas medidas son para seguridad del banco, el usuario no le interesa, prueba de eso es que cuando vas a retirar te piden mil autorizaciones, y gritan a los 4 vientos la cantidad que te llevas, incluso hay rateros más modernos que te alcanzan hasta tu casa como si Walter Mercado les diera tu dirección, alguien mal pensado diría que gente de dentro del banco da el pitazo.

Muchos de estos bancos que nos vienen a discriminar a nuestro propio país, no dan el mismo trato en otras partes del mundo, ya que serían muy mal visto e incluso sancionados o demandados por prácticas discriminatorias que en México son comunes.

En primera hacen la distinción entre personas con cuenta en el banco, sin cuenta o con cuenta premier o preferente, los muy ojetes de Banamex ya se aventaron la ojetada de dar sillas solo para sus clientes (quien tiene cuenta en el banco), mientras que los visitantes (los que no tienen cuenta con ellos) tienen que esperar parados su turno en una caja que atiende poco, ya es el colmo del trato déspota y discriminatorio, si vas a un banco es porque de una u otra forma eres cliente, si aceptas un cheque de Banamex te vuelves cliente, indirectamente.

En teoría está práctica es para dar una mejor atención a los clientes con cuenta, digamos es un beneficio, pero resulta que hay ocasiones en las que la fila de visitantes está vacía y la de cuentahabientes tiene 5 personas ¿Dónde está el beneficio? Esto es muy común en Santander que apenas implementó la diferenciación entre clientes con cuenta y sin cuenta en su banco, ciertos días sale mejor no ser cuentahabiente. Pero hay algo más bonito, los clientes PREFERENTES, es decir los clientes que valen más que mis otros clientes, son más importantes, los que se saltan la fila porque pagan por ese “servicio”.

Muchos piensan que es un servicio para gente que tiene mucho dinero en el banco y si bien en algunos casos esto es cierto, en la mayoría los que reciben el trato preferente lo pagan, por $300 pesos al mes te dan las tarjetas preferente, premier, select, ultra, chido one o como quiera que lo llame tu banco, es un verdadero robo, tener que pagar por un trato que debe ser obligación de los bancos dar. En la mayoría de los bancos de 5 cajas están abiertas 2, claro para que la gente tenga que pagar por el trato preferencial, la típica manipulación de crear un problema para vender una solución, dar un trato lento les genera mayores ganancias, y de las 2 cajas abiertas por si no fuera suficiente, los cajeros se paran cada 5 minutos y se meten al cuarto ese que está atrás de las cajas yo creo que a los pobres cajeros de tanto tocar dinero siempre tienen diarrea.

Quisiera ver que HSBC en Londres le dijeran a Malala Yousafzai, disculpe señorita pero se quita el turbante porque no vaya a robarnos, o en el City Bank (Banamex) en Estados Unidos le dijeran a una afroamericana como no tienes cuenta, tu quédate parada, en ese mismo momento resucita Rosa Parks y arma un desmadre.

Según la CONAPRED (que por cierto no ha hecho ni madres contra los bancos) La discriminación es una práctica cotidiana que consiste en dar un trato desfavorable o de desprecio inmerecido (no darte sillas, atenderte del carajo) a determinada persona o grupo (no cuentahabientes del banco), que a veces no percibimos, pero que en algún momento la hemos causado o recibido.

La discriminación no solo está mal, está prohibida, por el Artículo 1º de la Constitución, y los bancos no solo discriminan sino que obtienen beneficio económico por la discriminación, cobrando por dar un servicio de calidad, así que les pido que no permitan que esto siga pasando y sin víctimas de este tipo de tratos denuncien ante el mismo banco y ante la CONAPRED hasta que estás prácticas cambien.

¡HECF!

Cortesía de Jorge

logo-la-banda

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
1,064 Comentarios en “Apartheid Bancario en México”