2016

Una prisión diferente

Halden

La primero cosa que notas al entrar al recinto de la prisión de Halden en el sudeste de Noruega, es el bosque: pinos y abedules rodean los edificios de ladrillo negro oscuro con ventanas elegantes. No hay patio de ejercicios concretos aquí, podría pasar por un campus universitario. 25 pies de alto muro de hormigón rodea el complejo, pero nada más denota que se trata de una prisión de máxima seguridad, no hay torres de vigilancia, ni armas, ni así alambres de púas. El director de la prisión refiere que sí bien es cierto los internos han hechos “cosas malas”, no estamos hablando de “personas malas”.

De tal forma, esto es la filosofía de esta prisión, que abrió sus puertas en 2010. Noruega, que es rica en petróleo del Mar del Norte, gasta $90,000 al año para albergar a cada prisionero. Este monto triplica el gasto que se hace en los prisiones en EU. Por otra parte, y tomando en consideración un monto aproximado, México invierte al año $ 73,900 por prisionero (tema de investigación, por cierto).

Ahora bien, el hazme y tema a discutir de la nota es la razón del porqué siendo que el supuesto monto a invertir en ambos países es similar, las instalaciones y la tasa de reincidencia son tan dispares? tomando en cuenta que la reincidencia en Noruega es del 20% en tanto que la de México es del 80% y en EU del 97%.

Adjunto un video de la prisión Halden con mayor información al respecto.

¡HECF!

Cortesía de Maggie

logo-la-banda

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
1,112 Comentarios en “Una prisión diferente”