2016

La visita Papal.

Veo que muchos “laicos”, “evangelistas”, “ateos” y demás personas que no son católicas estallan contra la visita de Su Santidad.

Los argumentos son muchos y variados, los hay desde el básico “¡Por qué no!”, hasta sesudos análisis financieros en los que se estima que serán millones de pesos los que se devengarán en la organización de su visita.

Otros argumentan la incongruencia que si Jesusito andaba entre pobres, porque él no viene a patín.

papa-francisco-mexico

En fin, el descontento entre la gente no católica es mucho, pero ¿Tienen razón? Es decir para un católico es cuestión de fe, ni siquiera dudaría en decir “Si” cuando se le pregunte si quisiera que el Papa visite nuestro país.

Los no católicos deberían tener razones más fuertes, sobre todo los que niegan las cuestiones de la fe por ser personas y personos de razón y ciencia, desafortunamente no he leído esos argumentos. A un “porque no”, sencillamente se le contesta con un ¡porque si! Y listo.

¿El dinero que se gasta en la organización es de mis impuestos? ¿Cómo mexicano no católico, me beneficia la visita papal? A ambas preguntas la respuesta es: Si.

El dinero que gastan los gobiernos en la organización es producto de nuestros impuestos y demás fondos de recaudación que tiene el gobierno.

¿Por qué habría de venir? Sencillamente porque hay gente que quiere verlo, que desea verlo y que está dispuesta a invertir cierta cantidad de dinero para realizarlo, igual que quien invierte en un boleto para ver a su artista favorito, no solamente es el boleto lo que gasta, el Papa no cobrará, pero el viaje, el hospedaje, alimentos y demás chunches constituyen una derrama económica más que deseable para cualquier Estado.

Leí que tan solo en el Distrito Federal la derrama económica será de aproximadamente 870 millones de pesos, mientras que en todo el país será de aproximadamente 2,500 millones de pesos.

Turismo nacional y extranjero que hará fluir el dinero en el país, principalmente en los Estados que el Papa visitará.

Por ese solo hecho a mí me parece acertada la visita del Papa, además de que pone a nuestro país en los reflectores mundiales por un acto alegre, festivo, y no como ha sido la costumbre, por nota roja.

En cuanto a los católicos, dejen que sean felices, como cuando uno da un sorbo a su licor favorito, o le da play a la canción que más gusta para enajenarnos de este mundo, qué con o sin Papa no deja de rodar.

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
464 Comentarios en “La visita Papal.”