2016

Observando mi Ciudad

circulacion2A inicios de los años 70s del siglo pasado, en varias colonias, principal mente en la zona sur de la capital, así como en varios fraccionamientos del Estado de México; en algunos casos por supuesta o relativa seguridad y/o por un concepto muy particular de “exclusividad o distinción”, se estableció la práctica de instalar enrejados que limitan o impiden la libertad de tránsito tanto peatonal como vehicular, en las correspondientes vías públicas.

Al efecto, es procedente recordar…

Las vías públicas de circulación tanto peatonal como vehicular; por denominación, origen, estructura y objetivo, son eso – vías públicas – o de uso común, consecuencia de una planeación oficial e integral de movilidad, las cuales en su momento fueron pagadas con presupuesto público el cual tanto lógica como legalmente, no fue una recaudación que se destinó a la particular apreciación de aprovechamiento de los habitantes de algunas colonias o sectores de las mismas.

Así el hecho de bloquear graciosa y permanentemente las vías de circulación, afecta tanto en pérdida de tiempo para evitar los obstáculos; como también y de manera significativa la calidad del aire que respiramos, producto de un absurdo consumo de combustibles emisores de contaminantes.

Salvo mejor opinión además de infracciones de carácter administrativo, la ley penal señala lo que puede considerarse como delitos en materia ambiental.

Existen otros casos de contaminación ambiental, también producto de la cultura urbanística sui generis del capitalino, pero de ello me ocupare´ en otro escrito.

Lo manifestado, lo pongo amable y respetuosamente en consideración de las autoridades en la materia; y, en particular, a la de los futuros redactores de la Constitución Política de la Ciudad de México con la intención de que se incluya en el texto constitucional el derecho de libertad de tránsito, en un aspecto que no ha sido considerado a la fecha; es decir desaparecer los perjudiciales y absurdos obstáculos de circulación mencionados

¡HECF!

Cortesía de Raful

logo-la-banda

Siguiente Entrada
Entrada Anterior


Siguiente Entrada
Entrada Anterior
481 Comentarios en “Observando mi Ciudad”